Spaw's por siempre♥


    =Vecɪᴎo Mɪsᴛeяɪoso=

    Comparte
    avatar
    FlorenciacML
    LMSmall
    LMSmall

    Mensajes : 10
    Fecha de inscripción : 12/04/2013
    Edad : 20
    Localización : Venezuela

    =Vecɪᴎo Mɪsᴛeяɪoso=

    Mensaje  FlorenciacML el Vie Abr 12, 2013 2:52 pm

    Prologo

    Ella, Lucero Hills era hermosa, atrevida, intrépida e independiente. No necesitaba que alguien cuidara de ella, porque ella sola sabia como seguir adelante. Con 20 años recién cumplidos, la joven australiana decide independizarse y se muda a un pueblo de Canadá llamado Stratford donde estaba viviendo su hermana mayor junto con su novio y su hijo de un año de edad en una pequeña urbanización.

    La joven Lucero vivirá una experiencia única. Conocerá a un Hombre, el vecino de su hermana, que cambiara su vida 360 grados, pero no todo será fácil o de color rosa, ya que el Joven oculta algo detrás de esa apariencia de Hombre bueno.


    Hola chicas mi nombre es Florencia Cantu y soy nueva en este maravilloso foro espero le gute mi WebNovela y pues ya les publicare el 1 cap abrazos para todas. Very Happy


    Última edición por FlorenciacML el Vie Abr 12, 2013 4:11 pm, editado 1 vez
    avatar
    FlorenciacML
    LMSmall
    LMSmall

    Mensajes : 10
    Fecha de inscripción : 12/04/2013
    Edad : 20
    Localización : Venezuela

    =Vecɪᴎo Mɪsᴛeяɪoso=

    Mensaje  FlorenciacML el Vie Abr 12, 2013 2:57 pm

    Capitulo 01. Adiós Australia.

    El sonido desagradable de mi alarma hizo que abriera los ojos lentamente visualizando mi habitación. Alcance el despertador con mi brazo derecho para apagarlo y seguir durmiendo, pero en un movimiento, hizo que viera unas maletas alrededor de mi habitación; no podía dormirme, hoy era el día que volaba hacia Canadá, hoy era el día que me independizaba y me iba de casa.

    Me levante lentamente de la cama, busque la ropa limpia que había doblado la noche anterior para poder usarla hoy por la mañana, entre en mi propio baño, tome una ducha rápida y rápidamente me cambie. Revise todas las maletas, para que no faltara nada, cerré las maletas y baje a la cocina donde me encontré con mi madre.


    Buenos días, cielo. – me dijo mi madre mientras me servía un vaso de leche.

    Buenos días, mama. – me senté en la silla de la cocina – no debías de haberte levantado a estas horas.

    ¿Y no despedirme de mi hija? – me miro – No hija, igual, no podía dormir de los nervios.

    Creo que la que tendría que estar nerviosa es yo, no tú. – sonreí y bebí de mi vaso.

    Aun no me puedo creer que mi pequeña niña este creciendo y que deje este nido. – dijo mi madre tristemente.

    ¡Mama! – grite – Estas haciendo que me arrepienta de mi decisión. – dije sinceramente.

    No quiero que te arrepientas. – me miro – Esto es un gran paso para tu futuro – me levante de la silla y la abrace - ¿A qué hora sale tu vuelo, mi niña? – me pregunto.

    Dentro de una hora – deje el vaso vacio en el fregadero – Creo que debería irme ya. ¿Vienes?

    No cielo, prefiero despedirme ahora, sabes que soy muy sentimental y dramática para estas cosas. – la abrace fuertemente.

    Te voy a extrañar mucho, mama – le dije con los ojos llorosos.

    Yo también, mi vida, pero sé que vas a estar bien con tu hermana. – dijo sonriendo y secando mis lagrimas – Anda, ves, que harás tarde, cielo. – la volví a abrazar – y dale recuerdos a tu hermana y al pequeño Matt.

    Si, mama. Te amo.


    Me despedí de mi madre y conduje hacia el aeropuerto, allí espere por una hora en la sala de espera hasta que escuche como alguien decía que el vuelo Australia – Canadá iba a salir en cinco minutos. Camine hacia la sala de vuelo, subí al avión, gracias a dios me había tocando un asiento al lado de la ventana. Sentí como el avión empezó a despegar. Coloque mi mano en el frio cristal y dije interiormente ‘Adiós Australia’.

    Después de horas volando, las azafatas anunciaron que quedaban quince minutos para aterrizar, nos atamos los cinturones de seguridad y después de quince minutos, exactamente, ya estaba tocando tierra canadiense.


    ¡Lucero! – Escuche una voz familiar - ¡Aquí,Lucero! ¡Aquí!


    Recogí mis maletas y corrí hacia el lugar donde se encontraba mi hermana. Solté la maleta y corrí a abrazarla. Había pasado dos años desde que no la veía, ya que se había mudado a Canadá porque su novio era canadiense y había encontrado trabajo aquí. Después de darme la bienvenida, caminamos hacia afuera del aeropuerto.


    ¿Dónde dejaste al pequeño Matt? – le pregunte curiosa.

    ¡Oh! Se quedo con la madre de Austin. – dijo sonriendo - Pero, dime, ¿Por qué esta repentina decisión de independizarte?

    Bueno, tenía ganas de experimentar nuevas cosas.

    ¿Experimentar? – dijo pensativa – Si conocieras a mi vecino, seguro que, con tal solo verlo te gustaría experimentar más de una cosa con él – me miro con una mirada de picardía y yo simplemente reí.


    Dejen sus Comentarios para saber si la WebNovela es de su agrado! Very Happy
    avatar
    FlorenciacML
    LMSmall
    LMSmall

    Mensajes : 10
    Fecha de inscripción : 12/04/2013
    Edad : 20
    Localización : Venezuela

    =Vecɪᴎo Mɪsᴛeяɪoso=

    Mensaje  FlorenciacML el Vie Abr 12, 2013 3:09 pm

    Capitulo 02. ¿Cómo se llama tu vecino?


    Después de aproximadamente diez minutos conduciendo, llegamos a una urbanización, parecía espaciosa. Baje del auto y visualice mucho mejor la urbanización llamaba ‘Puerta del Sol’, era blanca, mi hermana abrió la puerta metálica y nos encontramos con el conserje que estaba tirando la basura.

    Camine un poco y me encontré con dos hermosos jardines, los cuales, pertenecían a dos departamentos, volví a caminar y entramos a la urbanización, mi hermana abrió la gran puerta y me encontré con dos puertas, cada una en un lado, que supuse que eran las planta bajas, en el centro estaba la ascensor y al lado de la ascensor había unas escaleras de cristal. Mi hermana me ayudo con las maletas y entramos a la ascensor, esta, clico el botón del 5 piso.

    Salimos del ascensor y nos encontramos con un grupo de señoras, apoyadas en una de las puertas, según mi hermana eras las señoras chismosas y cotillas de toda la urbanización que siempre estaban en busca de algún cotilleo. Mi hermana las saludo amablemente y estas se quedaron mirándome de arriba abajo, yo solo sonreí incómodamente. Entramos dentro del departamento de mi hermana.


    ¿Qué se supone que estaban haciendo? – le pregunto mientras dejaba mis maletas.

    Estarían espiando al nuevo vecino.

    ¿El vecino que me comentaste en el aeropuerto?

    Exactamente – me dijo mientras me ayudaba a deshacer las maletas – si no tuviera un hijo ni un novio, te aseguro que me hubiera liado con él.

    Según tus descripciones, seguro que es un chico malo, egocéntrico, mujeriego y sin sentimiento que se aprovecha de cualquier chica. – dije doblando mi ropa y guardándola en el armario.

    Te equivocas - dijo mi hermana y me gire a mirarla – no parece un mal chico, pero si tiene algo en su mirada que lo hace misterioso. – seguí ordenando mi ropa – A veces cuando Matt baja al parque de la urbanización, el juega con él.

    ¿Cómo se llama tu vecino? – le pregunte.

    ¿Tan rápido lo quieres conocer? – dijo mi hermana y yo rodee mis ojos.

    No seas, idiota, solamente quiero saber su nombre.

    ¿Tú lo sabes? – negué con la cabeza – yo tampoco. Nadie en todo el vencindario sabe su nombre.

    Ese chico es extraño – dije riendo – apuesto que es un nerd.


    Mi hermana y yo seguimos ordenando mi ropa hablando de tonterías hasta que llego Austin, el novio de mi hermana. Él, era un chico adorable y muy divertido, mi hermana tenía mucha suerte de tenerlo junto a ella. Ellos se conocieron en unas vacaciones en Bahamas cuando mi hermana se fue de despedida de fin de curso e inmediatamente se enamoraron.

    ¡Cuánto desearía encontrar el amor como lo encontró mi hermana! Cuando era pequeña tenía celos de ella, ya que siempre se llevaba todo lo mejor, siempre era la primera en todo, y a veces yo pensaba que era la oveja negra de la familia. El sonido del teléfono inalámbrico hizo que bajara de mi burbuja.


    ¿Hola? – dijo mi hermana – si, la misma – pauso - ¿Tiene que ser hoy? – pregunto mi hermana a la persona que estaba en la otra línea – Esta bien, ahí estaremos.

    ¿Qué ocurre? – le pregunto Austin.

    La señora Flavia quiere que vayamos a cenar a su casa, ya sabes, tenemos que hablar sobre el nuevo trabajo, pero no quiero dejar a mi hermana sola, además acaba de llegar. – comento mi hermana.

    Si, es por mí, yo no tengo ningún problema en quedarme sola con el pequeño Matt. – comente sonriendo. – Además quiero acostarme pronto. Estoy cansadísima.

    ¿Segura Lucero? – yo asentí – Muchas gracias. ¡Eres la mejor!


    Había pasado una hora desde que Austin y mi hermana se habían ido a cenar a casa de la nueva jefa de mi hermana. Me cambie y me puse un pijama corto y luego cambie al pequeño. Luego de cenar una pizza y de darle el biberón al pequeño Matt, nos acostamos en el sillón y empezamos a ver una película de dibujos ‘Garfield’. El pequeño Matt se reía de cualquier tontería que digiera el gato naranja y como su risa era contagiosa hacia que yo me riera también.

    El timbre sonó. Me levante perezosamente del sillón y camine hacia la puerta pensando que era mi hermana. Abrí lentamente la puerta y al levantar la mirada me quede sorprendida al ver al Maravilloso Hombre que tenía delante de mí.

    cyclops
    avatar
    FlorenciacML
    LMSmall
    LMSmall

    Mensajes : 10
    Fecha de inscripción : 12/04/2013
    Edad : 20
    Localización : Venezuela

    =Vecɪᴎo Mɪsᴛeяɪoso=

    Mensaje  FlorenciacML el Vie Abr 12, 2013 3:15 pm

    Capitulo 03. Todo un Papasote.


    Él hombre que tenía delante de mi tenía los ojos más hermosos que jamás he visto. Eran de un profundo color miel oscuro con manchas más claras alrededor del iris. No era tanto el color sino la intensidad en la que me estaba mirando. Me miraba como si realmente me viera. Definitivamente esos ojos tenían un sentimiento profundo y especial. Por un momento el tiempo se detuvo y me encoentre hipnotizada en su mirada.

    Y No hablemos de su cuerpo, porque tenía un cuerpo diez. Lo mire disimuladamente de arriba abajo. Tenía un pelo color castaño claro y un poco desecho. Llevaba una camisa de tirantes color blanco dejando al descubierto sus bien formados músculos del brazo y utilizaba unos vaqueros viejos. Definitivamente un Papasote.

    Ahora entiendo porque las vecinas de mi hermana siempre estaban en su puerta. ¿Quién no estaría espiando un hombre como él? Él me miro confundido, supuse que había notado la forma en que lo estaba mirando, entonces miro hacia la puerta del lado y volvió a mirarme. Esta vez era él quien examinaba todo mi cuerpo.


    ¿Estás bien? – me mira como si estuviera loca.

    Eh, sí, lo siento. – reaccione - ¿Qué quería?

    Mira – pauso mirándome de arriba abajo – el estúpido de mi amigo no me aviso que iba a salir y me deje las llaves y el móvil en el departamento y ahora no puedo entrar. ¿Le molestaría prestarme su teléfono? Necesito llamarlo.

    Claro – me aparte de la puerta y le di paso para que entrar – pasa, iré a buscar el teléfono.

    Gracias – dijo el chico amablemente.


    El chico entro dentro de la casa y detrás de él cerró la puerta sin hacer mucho ruido. Camine hacia el salón en busca del teléfono inalámbrico sintiendo la mirada del chico sobre mi espalda o mejor dicho sobre mi trasero. ¡Sera pervertido! Pensé para mí misma, pero por algún motivo hizo que me estremeciera. No encontré el teléfono inalámbrico así que cogí mi iPhone y camine otra vez hacia la puerta donde se encontraba el chico inspeccionando la casa de mi hermana.


    Aquí, tiene el teléfono. – le extendí el teléfono.


    Gracias – cogió el teléfono con sus grandes manos rozando mis manos y haciendo que una corriente eléctrica recorriera todo mi cuerpo. Empezó a teclear unos números- ¡Hey man! ¿Dónde te has metido? – pauso como si estuviera escuchando la respuesta - ¡¿Por qué lo dijo?! – grito y lo mire mal para que no gritara más. Hizo caso omiso- ¡Estoy en la calle sin llaves! – pauso – te llamo desde el móvil de nuestros vecinos – volvió a pausar – Esta bien, no tardes. – colgó. – Gracias por prestarme el teléfono. – me extendió el teléfono.

    No tienes porque darme las gracias – le dije sonriéndole.

    Bueno, yo – pauso – debo irme.

    ¿No quieres esperarte aquí?

    Me encantaría porque la compañía es buena y además la pasaríamos bien – me guiño un ojo dando a entender otro significado de las palabras ‘la pasaríamos bien’ - pero debo irme.

    Como quieras – le dije después de varios intentos. Él rio - ¿Qué es tan gracioso? – le pregunte.

    La forma en la que te has enojado porque no he aceptado tu propuesta – me guiño un ojo y note mis mejillas ardiendo, en parte tenía un poco de razón. ¿Pero que estoy diciendo? – Te ves linda cuando te sonrojas – me miro a los ojos con intensidad. – Espero verte pronto.


    Se acerco a mí lentamente. Me puse nerviosa. Se acerco y beso mi mejilla tiernamente, abrió la puerta, saliendo del apartamento, pero antes de cerrar la puerta se giro y me guiño un ojo. Cerró la puerta y suspire como una niña de quince años cuando se enamora de un chico.

    Reaccione y camine hacia el comedor mirándome en el espejo del cuarto de baño. Mi cara parecía un poema, toda roja, como un tomate. ¿Cómo podía haberme sonrojado por unas simples palabras de un chico egocéntrico? Moje mi cara para que me bajara el rubor de mis mejillas, pero cada vez que pensaba en esos ojos color miel el rubor volvía a subir.

    Después de una hora viendo la televisión, me aburrí y decidí irme a dormir ya que estaba cansada y no podía mas con mi alma. Cargue al pequeño Matt en mis brazos y lo lleve a su habitación, lo acosté en la cama y lo tape con las sabanas para que no se resfriará. Cerré la puerta de la habitación. Camine hacia el comedor para apagar todas las luces. Mire la hora y eran las doce de la noche.

    Camine hacia mi habitación, cerré la puerta detrás de mí, deje mi móvil en la mesita de noche, me acosté en la cama y mire por la ventana, la luz del departamento del lado se abrió. Me levante de la cama y miré disimuladamente y me encontré con el vecino de mi hermana quitándose su camiseta. Relamí mis labios al ver su perfecto cuerpo.

    En unos minutos de pensamiento no note que el chico me estaba mirando. Los ojos del vecino se encontraron con los míos, me guiño un ojo y después cerro las cortinas. Me acosté en la cama, me tape con las sabanas y mi móvil empezó a vibrar sobre la mesita de noche. Desbloque la pantalla. Era un mensaje desconocido. Question


    '‘Espiar a la gente es de mala educación y más cuando esa persona es tu vecino’' Shocked
    avatar
    FlorenciacML
    LMSmall
    LMSmall

    Mensajes : 10
    Fecha de inscripción : 12/04/2013
    Edad : 20
    Localización : Venezuela

    Re: =Vecɪᴎo Mɪsᴛeяɪoso=

    Mensaje  FlorenciacML el Vie Abr 12, 2013 3:16 pm

    Bueno chicas solo por hoy les regalo estos 3 capitulos espero les gunte y disfrutenlos abrazo! Very Happy
    avatar
    Danny Centeno
    Team2
    Team2

    Mensajes : 182
    Fecha de inscripción : 01/01/2013
    Edad : 21
    Localización : Nicaragua

    Re: =Vecɪᴎo Mɪsᴛeяɪoso=

    Mensaje  Danny Centeno el Vie Abr 12, 2013 5:07 pm

    Shocked Woooooooow! siguela

    Contenido patrocinado

    Re: =Vecɪᴎo Mɪsᴛeяɪoso=

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Sáb Jun 24, 2017 11:33 pm