Spaw's por siempre♥


    Una noche mas.

    Comparte
    avatar
    ultra lucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 174
    Fecha de inscripción : 09/05/2012
    Edad : 17
    Localización : Venezuela <3

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  ultra lucerina el Jue Abr 18, 2013 2:07 pm

    Awwww's Que Hermosura de WN
    Siguelaaa!!! I love you I love you I love you
    avatar
    AmandaHLucero
    Team2
    Team2

    Mensajes : 143
    Fecha de inscripción : 29/04/2012
    Edad : 19
    Localización : Brasil

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  AmandaHLucero el Lun Abr 22, 2013 9:40 pm

    Me encanta su WN. Siguelaa porfis, esta muy buena =D
    avatar
    Danny Centeno
    Team2
    Team2

    Mensajes : 182
    Fecha de inscripción : 01/01/2013
    Edad : 21
    Localización : Nicaragua

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Danny Centeno el Lun Abr 22, 2013 9:52 pm

    Paciencia amiguitas! ya falta poco para que terminemos el cap Smile
    gracias a todas por leer I love you

    Leysdania
    TeamLM♥
    TeamLM♥

    Mensajes : 273
    Fecha de inscripción : 30/04/2012
    Edad : 24
    Localización : Lima - Perú

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Leysdania el Lun Abr 22, 2013 11:46 pm

    Casi me infartas jajjaja. confundí el acabar cap. con acabar wn, pensé que ya llegaba el fin; ahí me moría
    avatar
    Cherey Valentina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 116
    Fecha de inscripción : 30/09/2012

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Cherey Valentina el Jue Mayo 02, 2013 7:58 pm

    Capítulo 7.

    Habían pasado días desde el último beso de Manuel y Lucero, el no quiso seguir insistiendo; sentía demasiado y él no quería eso, él tenía miedo de enamorarse de nuevo. Lucero tampoco insistió ella no quería ilusionarse y no quería ilusionar a Manuel; no quería que ambos salieran lastimados.

    Manuel iba a menudo a visitar a Lucero, para ver el progreso de su mamá y para preparar el juicio del divorcio; el cual se tuvo que atrasar.

    Era viernes por la noche, y Manuel y Lucero estaban juntos en la cafetería hablando sobre el juicio que sucedería el lunes.

    -¿Qué pasa si Samantha lleva a su amante?
    -No lo llevaran, se hundirían ellos mismos. No te preocupes por eso.
    -Está bien, ¿tengo que llevar las imágenes que tengo de ellos?
    -¿No las trajiste?
    -Sí, aquí las tengo. –le entrega un sobre.

    Lucero las abre y lo primero que ve es la cara de Sebastián su antiguo novio, el hombre que la destrozo. El hombre que más odiaba en este mundo; el que le cambio la vida, el que la abandono, el que destruyo todas sus ilusiones, todos sus sueños. Lucero tocio y trago saliva, paso la siguiente imagen y era una de Sebastián con Samantha; y se dio cuenta de que no era cualquier Samantha era la que estudio con ella toda la primaria y toda la secundaria, era Samantha la que había sido llamada «mejor amiga»

    -¿Te sientes bien? –le pregunto Manuel.
    -¿Desde cuándo te engaña Samantha?
    -Desde hace 4 años ¿Por qué?
    -Te engaña desde hace seis.
    -¿Por qué? Lucero, ¿de qué hablas?
    -De nada olvídalo. –Se levanta- voy a ver a mi mamá.
    -¿Qué? No tú te quedas aquí- la agarró del brazo, y con un movimiento brusco la volteo hasta quedar cara a cara-Explícame.
    A Lucero le bajaron las lágrimas por las mejillas –Suéltame po.r fav.or
    -Dime Lucero, ¿Qué te sucede?
    -Suéltame.
    -No hasta que me digas que es lo que sucede.
    -No sucede nada Manuel
    -Estas llorando y ¿me vas a decir que no tienes nada?
    Ella rompió en llanto –Quiero irme de aquí.
    El la abraza- Oh nena, ven aquí. No llores – se acerca a su oído y le susurra - ¿Qué sucede?
    -Tu esposa te engañaba desde hace 6 años, lo sé porque ese hombre fue mi novio, me abandono hace cuatro años y durante dos años él llegaba tarde y con perfume de mujer, Samantha era su novia de secundaria.

    Lucero le arrojó todo en unos segundos, ella seguía llorando, él no la soltó, la abrazo más fuerte, a Manuel le bajaron unas cuantas lágrimas por sus mejillas pero las limpio enseguida para que ella no las notara.

    Pasaron unos minutos y ellos seguían abrazados, de repente un doctor les interrumpe y Lucero se aleja de él tensando todo su cuerpo, el la suelta.

    -¿Señorita Lucero?
    -si dígame –dijo limpiando sus mejillas.
    -Su mamá ha despertado.

    De un momento a otro le llego brillo a la cara de Lucero, sus ojos brillaron y sus labios esbozaron una sonrisa. Miro a Manuel y se lanzó en sus brazos y le susurró al oído:

    -Tenías razón todo iba a estar bien. Gracias.

    Manuel la abrazo más fuerte aún, le beso su cabello y le susurro: Anda, tienes que ver a tu mamá.

    Lucero soltó a Manuel salió corriendo a la habitación de su mamá, estaba tan feliz, el brillo había vuelto a su rostro, entro con una sonrisa resplandeciente

    -¡MAMÁ! Despertaste, no sabes lo preocupada que eh estado todo este tiempo, ¿Cómo te sientes?
    -Estoy bien, estoy bien, ya no me hagas tantas preguntas hija.
    -Lo siento, es que… -A Lucero se le cortó la voz y se le empañaron los ojos con sus lágrimas de alegría.
    -Oh nena, ven aquí no llores, mamá está bien.
    -Mami te extrañe mucho, no sabes cuánto lloré, tienes que preguntarle a Manue…
    -Ya va, ¿Quién es Manuel?

    Lucero se quedó paralizada, no podía creer lo que había dicho.

    «¿Que dijiste? Oh mi Dios santo, ahora mi mamá no se va a quedar quita hasta que le diga quién es él. Tú como siempre de bocona» Decía Lucero en su mente.

    -Lucero Hogaza ¿Quién ese tal Manuel? ¡TIENES NOVIO!
    -¡MAMÁ NO! ¡CLARO QUE NO! –Pone sus ojos marrones en blanco- No has despertado bien del coma y ya estás en ese tema otra vez; es un cliente que me estuvo acompañando todos estos días que tú estabas en coma.
    -Sí, claro, cliente. –Acentúo la palabra cliente, mientras daba una sonrisa sarcástica.- Ya no te enojes, sabes que quiero un yerno, y yo despertando del coma y que me dices Manuel, pues ¿Cómo no me voy a emocionar?
    -Bueno, pero no te hagas ilusiones, porque lo único que vas a ver como yerno va ser un perro.
    -Hija no digas eso, eres una mujer joven.

    Manuel decidió irse a despedir de Lucero, pero de repente escucho lo que estaban hablando Lucero y su madre por lo que prefirió quedarse afuera escuchando.

    -Mamá soy joven, pero no quiero enamorarme.
    -Tus ojos me dicen que ya lo hiciste. Y puesto que es de ese tal Manuel que mencionaste.
    -Él tiene esposa.
    -¿Él no era ese señor que ibas atender la otra vez? ¿Por un divorcio? ¿Me equivoco?

    A Lucero se le ruborizaron las mejillas.

    -No, no te equivocas, que por cierto llego tarde.
    La señora Silvia se ríe.-Ya perdió unos cuantos puntos ese tal Manuel; odias eso.
    -¡Mamá! Deja de hablar de él y de mi como si yo no estuviera aquí y como si entre él y yo pudiera pasar algo.

    Manuel estaba afuera escuchando atentamente a lo que hablaban Lucero y su madre.

    -Hija déjame fantasear, que si tu no lo haces lo hago yo. ¿Cómo es ese Manuel? ¿Guapo? ¿Cómo son sus ojos? Porque si tienes los ojos feos no lo quiero como padre de mis nietos.
    -Tiene los ojos color café, y no va ser el padre de mis hijos.
    -Hijas, no quiero niños.
    -¡MAMÁ!
    -¿Qué? Dos niñas, gemelas, o mellizas. ¿Cómo tiene el cabello? ¿Es guapo?
    -Lo tiene como negro.
    -¿Es guapo?
    -mamá ya deja de hacer esa pregunta.
    -es la única que has evitado responder. Lucero, mi nena, el que calla otorga.
    -No es guapo, es feo.
    -Se nota que es guapísimo.
    -No, te acabo de decir que es feo.
    -Primero, soy tu madre, te conozco, segundo cada vez que digo Manuel te brillan los ojos, tercero, no sabes mentir, desvías la mirada cuando dices que es feo. Entonces, ¿Por qué no me lo presentas?
    -No voy a seguir peleando contigo, ni hablando de eso. Voy a buscar al doctor para que te revise, de seguro eso es algo que tienes en la cabeza.

    Dio media vuelta y se dirigía a la puerta. Manuel se separó de inmediato de la puerta y salió caminando con paso rápido para que Lucero no lo pillara.

    -¡ESPERA LUCERO! –le dijo la mamá.
    -¿Qué paso? ¿Qué tienes? –dijo Lucero alarmada.
    -Si ves a Manuel me lo traes.
    -MAMÁ.-Lucero salió por la puerta enojada

    Lucero se abrió paso entre la gente, iba en busca de sus cosas que las había dejado en la cafetería junto con Manuel. Cuando llega a la cafetería se percata de que allí no está Manuel ni su chaqueta, ni su bolso, ni nada de lo que ella tenía allí.

    -Maldición, ¿Dónde estás Manuel?
    -No digas esas palabras Lucero, además no andes maldiciendo. Eso es malo. –Le dijo Manuel.
    -¡Me asustaste! –dijo volteándose agitada.
    -Lo siento –le regalo una sonrisa – Te estaba buscando, fui a la habitación pero vi que tu y tu madre estaban conversando.

    Lucero bajo la cabeza con las mejillas ruborizadas, ella sabía lo que su madre y ella habían hablado; habían hablado sobre él, sobre él y ella sobre más nada.

    -No bajes tu rostro, ya te lo eh dicho.
    -Manuel dame mis cosas, quiero irme.
    -Estaba pensando, en algo.
    -¿En qué? –levanto la vista y miro esos ojos cafés que tanto la deseaban.
    -Ya no quiero que seas tú quien defienda el caso, no quiero que veas a Samantha y mucho menos a ese tal Sebastián.
    -¿Cómo? Pero…
    -Pero nada, no quiero que recuerdes lo malo, tú… tú no eres feliz recordando tu pasado, lo comprobé mientras pasaba tiempo contigo.
    -¿Quién va atender tu caso?
    -Hable con tu bufete, y me recomendaron a tu colega Marcelo Córdoba. Que no me agrado mucho que supiera tanto de ti.
    -Es mi colega trabajamos juntos desde hace mucho tiempo y…
    -Tú le gustas, está babeando por ti.

    Lucero se quedó estupefacta con lo que le había dicho Manuel, estaba celoso, si, era eso, estaba, celoso de Marcelo.

    Esbozo una sonrisa.-Lo sé, pero no va a pasar nada.
    -¿Y por qué te ríes? ¿Te parece gracioso?
    Ella hace un mohín de burla.-No, pero me da risa como me lo dices.
    -Lucero no te rías, no es lindo.
    Ríe nuevamente.-Sabes que no voy a salir con ningún hombre Manuel.
    -Eso es lo único que tengo, pero… Algún día cambiaras de opinión y… -Manuel le toca su mejilla y la mira como si mirara una maravilla. – y… Yo ya no estaré para pelear por ti.
    -Manuel ya deja de decir eso.
    -¿Quieres que pelee por ti? ¿No quieres que me vaya?

    Lucero miro a Manuel y vio ese brillo en sus ojos y noto que cuando él dijo que ‘‘No quieres que me vaya’’ lo decía en serio. Ella le dio una sonrisa triste, no llego hasta sus orejas como solían llegar cuando él la hacía reír mientras esperaban noticias de su madre.

    -Manuel, tú debes seguir tu vida y yo la mía.
    -No quiero vivir sin ti.
    -Tienes que hacerlo, tú y yo no tenemos un futuro, ni tenemos un presente.
    -¿Y esos besos?
    -Manu….

    Lucero no termino de decir su nombre cuando el la iba a besar, pero ella se apartó de él; pero Manuel pudo más y la atrajo hacia él y la beso, la beso con delicadeza, se separó de ella y le susurró al oído.

    -Quiero tocarte, como se toca un violín. Con sentimiento, con fineza y, en su correcto momento, con frenesí.

    Lucero respirando agitadamente no se separó de el en ningún momento. Respiraba sobre la nuca de él, olía su fragancia sabía que sería la última vez que lo tendría así de esa manera, ya todo eso se acabaría en tan solo segundos, no podría sentir más su cuerpo ajustado contra el cuerpo de él, ya no reiría más con él, ya no vería esos ojos curiosos que siempre la veían con cariño; sin duda alguna extrañaría esos momentos en que él le tocaba sus mejillas, en las que el la abrazaba y la hacía reír; nunca fueron novios, ni en ningún momento hablaron de eso, pero esos besos no solo llevaban deseo y lujuria también llevaban el amor secreto que ambos se tenían.

    Del mismo modo que Lucero estaba pensando todo eso Manuel olio esa fragancia de chocolate dulce, pero no empalagaba era agradable, enamoraba. Lucero sintió una leve erección y se crispo. Manuel se acercó al oído de ella y le susurro:

    -Eso es lo que provocas en mí, provocas eso, y más.
    -Ma..nue.l tengo q.ue ir.m.e
    -Déjame darte este último beso, te prometo que será el último.

    Manuel levanto el rostro de Lucero, ella estaba caliente, tanto por fuera como por dentro; ella vio esos labios con deseos e inconscientemente se mordió sus labios, Manuel se fijó en eso y dio una sonrisa pequeña, una sonrisa de deseo; la acerco aún más teniéndola a milímetros de su boca. Y la beso, la beso salvajemente, ya los besos tiernos habían pasado, este beso iba de la mano con la locura.
    ______________________________________________________________________________________________________________________________________________________

    Autoras: Daniela Centeno & Cherey A. Valentina Peña R.
    avatar
    diana lucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 249
    Fecha de inscripción : 17/05/2012

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  diana lucerina el Jue Mayo 02, 2013 8:14 pm

    asdsadkasjdkasjkfldfgklhkñgh{hjlghñl sigueeeeeeeeeeeeelaaaaaaaaaaaaa!!! sube maaaaaaaaaaaaaaaaas


    subiiiiiiiiiiii masssssssssssssssssssssssss sadkasjdasjkdasjkdj lol! lol! lol! lol! affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid
    avatar
    ultra lucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 174
    Fecha de inscripción : 09/05/2012
    Edad : 17
    Localización : Venezuela <3

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  ultra lucerina el Vie Mayo 03, 2013 2:18 pm

    Heyyyy Esta buena sube capitulo pero también sube capitulo de ACCIDENTE AMOR que esta mega mega buenaaaaaaaaaa!! affraid affraid affraid lol!
    avatar
    AnyeMl
    Team1
    Team1

    Mensajes : 81
    Fecha de inscripción : 20/01/2013
    Edad : 23
    Localización : Venezuela

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  AnyeMl el Lun Mayo 06, 2013 11:45 am

    Siguela esta buenisima lol! lol!

    alelucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 149
    Fecha de inscripción : 19/05/2013

    captulo

    Mensaje  alelucerina el Vie Mayo 24, 2013 3:18 pm

    sube mas capitulos no nos dejes asiiii

    Leysdania
    TeamLM♥
    TeamLM♥

    Mensajes : 273
    Fecha de inscripción : 30/04/2012
    Edad : 24
    Localización : Lima - Perú

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Leysdania el Jue Jun 06, 2013 1:32 am

    Queremos más capítulos :-)
    avatar
    Cherey Valentina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 116
    Fecha de inscripción : 30/09/2012

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Cherey Valentina el Mar Jun 11, 2013 8:42 pm

    Hola chicas se que todas están enojadas, pero estoy en exámenes y no eh podido escribir. Lo siento. ¡Las quiero! Razz

    alelucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 149
    Fecha de inscripción : 19/05/2013

    nooo

    Mensaje  alelucerina el Mar Jun 11, 2013 10:06 pm

    pero xq ya no nos tengas asi ese es un sufrimiento gigantescooooo affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid affraid

    alelucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 149
    Fecha de inscripción : 19/05/2013

    :o

    Mensaje  alelucerina el Sáb Jun 22, 2013 4:34 pm

    ya es demasiado tiempo!!!
    no nos puedes dejar asi y en recompensa nos tienes que subire 15 capitulo muy muy muy muy largos entendisteee
    avatar
    Cherey Valentina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 116
    Fecha de inscripción : 30/09/2012

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Cherey Valentina el Lun Jul 08, 2013 3:23 pm

    alelucerina escribió:ya es demasiado tiempo!!!
    no nos puedes dejar asi y en recompensa nos tienes que subire 15 capitulo muy muy muy muy largos entendisteee
    déjame pensarlo faghfjkghasjdf<3.

    alelucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 149
    Fecha de inscripción : 19/05/2013

    :o

    Mensaje  alelucerina el Lun Jul 08, 2013 3:28 pm

    no tienes q pensarloooo ya es muchisimo tiempoooooo
    tienes q recompensarnosss no haya nada q pensar jjjski3wlehwgdgdfgwxbdjmdsslh
    pirat pirat pirat pirat pirat pirat pirat pirat pirat 
    avatar
    Cherey Valentina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 116
    Fecha de inscripción : 30/09/2012

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Cherey Valentina el Lun Jul 08, 2013 3:54 pm

    alelucerina escribió:no tienes q pensarloooo ya es muchisimo tiempoooooo
    tienes q recompensarnosss no haya nada q pensar jjjski3wlehwgdgdfgwxbdjmdsslh
    pirat pirat pirat pirat pirat pirat pirat pirat pirat 
    se me calman respiren profundo subo el cap de Accidente de amor, hablo con la otra autora de la novela y subo el cap.

    alelucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 149
    Fecha de inscripción : 19/05/2013

    omg

    Mensaje  alelucerina el Vie Jul 12, 2013 12:08 am

    oyeeeeeeeeeeee pero q te pasaaaaaaaa
    ni siquieras subes de accidente de amor y ni de estas esq acso nos quieres matar de un infartoooo
    es demasiado tiempior y la de Accidente de amor tbn la has dejadooooooo
    porque nos haces estoooo
    avatar
    Cherey Valentina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 116
    Fecha de inscripción : 30/09/2012

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Cherey Valentina el Sáb Ago 03, 2013 4:30 pm

    Capítulo 8.

    Al atardecer de ese día, ya Manuel y Lucero no se verían más nunca, el decidió que su caso lo llevaría Marcelo; Manuel le había hablado a Johnny para decirle que ya no seguiría con la apuesta. Que pagaría lo que habían acordado, pero ya no seguiría.

    -Te dije que no podrías –dijo Johnny entre carcajadas.
    -Ella, simplemente me conquisto.
    -Ay Manuel, ¿te enamoraste?
    -Creo que, fue un amor, no sé.
    -¿Qué has visto en ella?
    - Lo que me atrae no es la belleza externa cuantificable e impersonal, sino algo más absoluto que se halla en el interior.

    -Ahora eres poeta.

    -Ya déjame en paz John

    -No me digas John ya te lo eh dicho.

    -Okey John… ny –ríe- Ya no seas amargado.

    -¿Por qué no la conquistas?

    -Tengo miedo de que todo lo de Samantha vuelva a suceder.

    -Vamos Manuel ya te vas a divorciar mañana.

    -Lo sé, pero… No sé... Aun así tengo miedo.

    -El Casanova Manuel asustado de que le rompan el corazón.
    -Lucero realmente me enamoro con su sonrisa, con su forma de ser, la quiero para mí, pero no creo que pueda resistir una traición de ella.


    Había llegado el día del divorcio de Manuel; ya estaban delante del juez. Todo iba bien, Marcelo defendió correctamente el caso, Manuel no voltio en ningún momento a mirar a Samantha ni a su amante que se hallaba detrás de ella.

    -Marcelo muchas gracias.
    -De nada Manuel, todo lo hice nada más por qué haces feliz a Lucero.
    -¿Cómo dices?
    -Que haces feliz a Lucero, ¿no has notado sus ojos cuando te ve? ¿o su sonrisa cuando tú le hablas?
    -Pensé que me declararías la guerra. ¿Lucero no te gusta?
    -Siempre me ha gustado, pero no es feliz conmigo Manuel, y te declaro la guerra cuando vea que Lucero lloré por ti.
    -El problema es que Lucero no quiere salir con nadie.
    -Exacto, en eso te deseo mucha suerte.
    -Dime, ¿Qué hago para conquistarla?
    -Eso solo puedes hacerlo tú.
    -Pero es que no quiere, siempre me evade.
    -Bueno, deberías, ser detallista, no te rindas como todos Manuel.
    -¿Sabes mucho de ella cierto?
    -Sí, digamos que soy como su mejor amigo.
    -Entonces dime que le gusta.
    -Le gusta que la consientan. Que la mimen, sus colores favoritos son el morado y el rojo, llévale chocolates, te los rechazara pero terminara comiéndoselos, háblale como niño chiquito, ella siempre lo hace, o casi siempre. Ama que la sorprendan, y que la hagan reír, las cosquillas siempre son las que saca las mejores risas de Lucero…
    -Sí, eso ya lo comprobé. –interrumpió.
    -Bueno… creo que con eso, ganas puntos. Suerte Manuel –le extiende el brazo, y le aprieta levemente la mano.
    -Gracias, de verdad que lo aprecio mucho Marcelo.

    Luego de ese día Manuel se propuso a querer conquistar a Lucero, pero no del todo, estaba animado pero aún existía ese miedo. Ese miedo a que ella lo traicionara.

    Pasaron dos meses. Y Manuel no se había animado, Lucero siguió con su vida, como siempre había sucedido.

    -Mamá, ¿Segura de que te quieres ir ya a tu casa?
    -Claro que si hija, ya estoy mejor.
    -Bueno, te voy a extrañar mucho, mucho mami. ¡Por favor! ¡Cuídate!
    -Sí, sí, antes de irme ¿Qué sucedió con Manuel?
    -Nada mamá, antes no sucedió nada con el, y no va a ver nada.
    -Tu voz esta triste.
    -¿Sabes mamá?, mientras estabas en coma el me hizo compañía, no falto ni un día, cuando tenía mucho trabajo se llevaba todos sus documentos, sus papeles, y llegaba con un maletín negro y con helado, un día de cada sabor, y cuando no podía llevarme helado me daba un barra de chocolate para que me entretuviera mientras el hacía su trabajo, cuando me acababa mi helado o la barra de chocolate lo veía por horas haciendo su trabajo, no me aburría era increíble que no me aburriera; recuerdo que se arremangaba su camisa, se soltaba la corbata y la ponía a su lado, cuando yo empezaba a molestarlo me daba la corbata para que me entretuviera de nuevo; era gracioso, era como si yo fuera una niña chiquita y el me tratara como tal. Luego de que el terminaba su trabajo, me besaba la punta de la nariz y me decía: «Creo que alguien esta aburrida, ¿Cómo estuvo tu día nena?» me sentaba en sus piernas el me acariciaba mi cabello, y ningún día se propaso conmigo, siempre fue tierno conmigo; cuando notaba que yo estaba aburrida me hacía cosquillas, me reía tanto que una de las enfermeras tuvo que darnos una pequeña sala de espera para nosotros dos, donde el hiciera su trabajo y yo pudiera reírme mientras él me hacía reír.

    Hubo un silencio, la madre de Lucero se quedó atónita con todo lo que le había dicho su hija, y sabía que lo que sucedía era que se había enamorado de Manuel; aunque Lucero lo negaba, muy, muy dentro de ella. Sabía que se estaba enamorando de un hombre que ya no estaba presente en su vida.

    Manuel había viajado hacía Australia unos cuantos meses, allí encontró a su vieja amiga Renata quien había sido su novia tiempo atrás; mucho antes de que sucediera lo de Samantha. Pasaron las semanas; ambos estaban saliendo, pero no era nada oficial. Manuel pretendía olvidar la sonrisa, la piel, los ojos color miel, ese cabello, su cuerpo, los labios y tacto de Lucero, quería olvidar a Lucero, quería pasar esa etapa en donde solo pensaba en Lucero; pero la realidad es que todavía estaba en esa etapa, trataba de interesarse por Renata pero no podía, ella…. Ella no era lo que estaba buscando, no tenía la ternura de Lucero ni su sensualidad, no tenía ese brillo en sus ojos como los de Lucero, no tenía esa forma de caminar tan linda, tan de Lucero; no poseía esa alma de niña que Lucero llevaba por dentro, para ser exactos no era Lucero.

    -Renata creo que ya es hora de regresar de nuevo a Paris.
    -Bueno… ¿Por qué no me llevas? Así conozco más de tu vida –le dice tomando su mano.
    Se queda pensativo.-Esta bien, mañana nos vamos. Renata acuérdate de lo que hablamos anoche.
    -Sí, sí, ya se, que no me ilusione contigo. No te preocupes Manuel, que poco a poco te iré enamorando.

    Ríe sin ganas y un recuerdo viene a su mente: «Lucero, Lucero no haría eso, en lo absoluto, ella….. ella me enamoraba con tan solo sonreír. Con tan solo verme ella me enamoraba.»

    Un mes después ya se encontraban en Paris, Manuel decidió invitar a Renata por una de las plazas que al el más le gustaban.

    -Qué lindo es Paris, ¡me encanta! Todo es tan lindo.
    -Sí, la verdad es muy lindo, pero a veces no todo por aquí es color rosa.
    -Me lo imagino, mira helados; ven vamos a comprarnos un helado –lo toma de la mano y él se deja arrastrar por Renata.

    Lucero iba pasando por la locación, siempre se sentaba allí, incluso mientras que su madre estaba en coma Manuel y ella venía a pasear por aquí y a comerse un helado.

    -Mira se te lleno aquí de helado –dijo Renata.
    -Donde…

    Renata no dejo que Manuel terminara de hablar y lo beso sin más advertencia.
    Lucero volteo a ver la heladería donde ella solía ir con Manuel, y distingue a Manuel y nota que está besando a una mujer, a otra mujer. No estaba tan lejos de la heladería; Manuel separa a Renata y se queda mirándola fijamente, mientras percibe que alguien más lo está mirando. Lucero huye del lugar mucho antes de que Manuel volteara la cabeza, pero él podía distinguir a Lucero, él sabía que era ella. Salió tras ella sin prestar atención a los gritos de Renata.

    -¡LUCERO! ¡LUCERO!

    Ella corre sin saber a dónde va, pero no es suficiente como para que Manuel no la alcance.

    -¡Lucero! ¿Qué tienes? ¿Qué viste?
    -¡Suéltame! –Dice Lucero con sus ojos cristalinos – no me sucede nada.
    -¡NO! ¡Dime! ¡Tienes algo! No voy a dejarte ir hasta que me lo digas.
    -Me siento mal es todo.
    -¿Te sientes mal? ¿Crees que voy a tragar ese cuento?
    -¡Sí! ¡Porque es cierto!
    -¿Qué viste? –dijo dejando el otro tema de lado.
    -¿Qué vi de qué?
    -Lucero dejémonos de rodeos, dime que viste –repitió Manuel sujetándola de una brazo.
    -No vi nada, ¡SUÉLTAME!

    De repente llega Renata, era una mujer muy atractiva con una cabellara rubia y ondulada sus ojos eran color azul claro y era sencilla, a simple vista ella podría parecer la mejor persona del mundo, se veía tierna, y que era una buena mujer; pero a Lucero no le agradaba como ella se veía, Lucero sabía que ella también era sencilla, tierna, y que era más niña que adulta en ocasiones, y eso le gustaba a Manuel pero… Renata, Renata era ese mismo tipo de mujer pero ella llevaba por dentro la mujer acosadora, la que armaría una controversia por todo.

    Renata se acercó a Manuel y lo tomo del brazo posesivamente…
    -¿Quién es ella?

    Manuel se dio la vuelta para enfrentar a Renata sin darse cuenta que Lucero se fue de allí los más rápido que pudo.
    -Se llama Lucero ella… ella… era –Manuel estaba confundido no sabía cómo presentar a Lucero, ¿Qué era Lucero para él? ¿Su amante? ¿Su novia? O simplemente era… Su abogada. – una vieja amiga.
    -¿Por qué lloraba Manuel?
    -Tengo que irme.
    -¡¿Qué?! ¿por qué?
    -Debo ir por ella.

    Manuel salió corriendo buscando a Lucero. Ella se había ido lo más rápido posible, no llego muy lejos, se sentó en la parte posterior a donde ella estaba.

    -¿Por qué? ¿Por qué debo sentir esto por Manuel? –Dijo Lucero entre lágrimas.
    -¡Lucero! –le grito Manuel mientras corría a donde ella se encontraba.

    Lucero rápidamente se limpió las lágrimas y se levantó.

    -¿Qué?
    -Ahora si dime que te pasa, ¿Por qué lloras?
    -No es nada.
    -¡No salí corriendo con este frió solo para escucharte decir: ‘‘no es nada’’!
    -¡Yo no te obligue a seguirme! ¡Pudiste quedarte con tu noviecita!
    -¿Por qué lo dices en ese tono?
    -¿Qué cosa?
    -El: ‘‘Tu noviecita’’
    -Por qué quiero, porque es tu noviecita.
    -¿Estas celosa? –dijo el con una sonrisa sagaz.
    -¡Por favor Manuel! ¡Tú puedes hacer lo que te venga en gana!
    -Te hice una pregunta… no, no, una no, ¡varias preguntas! Y no te vas de aquí hasta que me las contestes todas.
    -Que no estoy celosa, y no vi nada.
    -Bueno nos quedaremos aquí hasta que responda con sinceridad.
    -¡PERO SI YA TE RESPONDÍ!

    Una vieja amiga de Lucero pasaba por esa zona y le sonrió a Lucero y ella le devolvió la sonrisa un poco apagada.
    -Hola Lu ¿Cómo estás?
    -Hola, muy bien ¿y tú?
    -Bien, ¿y él? ¿Es tu novio?
    -Lo sería, pero ella es tan terca.
    -Cállate, no, no es mi novio.
    -¡Pero si hacen una bonita pareja!
    -Viste Lucero. Gracias.
    Lucero rodea los ojos-Ya me tengo que ir.
    -Si lo sentimos pero ya nos vamos. –dijo Manuel.
    -Ha, claro, chao.

    Ambos se alejaron, y Manuel toma a Lucero nuevamente del brazo.

    -¡YA SUELTAME POR EL AMOR A DIOS!
    -Lucero no seas terca, no te voy a soltar, hasta que no me respondas con sinceridad.
    - Debo llegar a mi casa Manuel, se está haciendo de noche, y ya te respondí, no estoy celosa por tu noviecita, y no vi nada.

    -Yo te llevo a tu casa. –La sujeta de un brazo y la acerca hacía el- respóndeme Lucero, yo sé que nadie llora por nada.

    Ella con respiración agitada le dice: -Suéltame, quiero irme, ya te dije que me siento mal.

    Los labios de ambos casi chocaban, ambos respiraban agitadamente, Lucero no despegaba sus ojos de los ojos de Manuel.

    -Vamos, dime, Lucero no quiero ser la causa de tus lágrimas. Nena…

    -¡Vaya, vaya! ¿Por esta me estas cambiando Manuel?

    El abraza a Lucero y se voltea, para enfrentar nuevamente a la rubia Renata.

    -¡No es esta! Se llama Lucero, y no te estoy cambiando, porque tú y yo no somos nada.

    -Estoy sobrando –Dijo Lucero preparada para irse.
    -No Lucero, aquí la que está sobrando es otra.
    -¿Pero acaso te has vuelto loco? ¿Por qué me hablas así? ¿Qué le viste a esta?
    -¡YA TE DIJE QUE SE LLAMA LUCERO! ¡Y LE VI MUCHO!
    -Manuel, cálmate, no grites. –Le dijo tratando de calmarlo.
    -Creo que es hora de irnos –Dijo Manuel agarrando a Lucero por la cintura y besando su cabello.

    Ambos le dieron la espalda a Renata, Manuel encamino a Lucero al carro que se hallaba aparcado en un estacionamiento.

    -¿Quieres irte a tu casa? Ó ¿Prefieres ir a la mía?

    Lucero no respondió, se quedó callada, mirando las casas, ventas, comerciales, y personas que veía por la ventana. Manuel decidió llevarla a comer a un restaurant muy bueno; cuando llegaron al recinto Lucero quedo confundida.
    -¿Qué hacemos aquí?
    -Vamos a comer, ¿No quieres comer?
    -Hmmm.
    -Vale, pedimos algo para llevar, por que pelear contigo me dio hambre. Y lo llevamos a mi departamento ¿te parece nena?
    -Sí. –fue lo único que dijo.

    Al llegar al departamento de Manuel, subieron a un ascensor, Manuel acerco a Lucero a su cuerpo y el respiro profundo, la abrazo y dejo un pequeño beso en su frente. Por primera vez en mucho tiempo Lucero se sintió protegida.
    ___________________________________________________________________________________________________________________

    Que lo disfruten c: Razz 

    alelucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 149
    Fecha de inscripción : 19/05/2013

    mj

    Mensaje  alelucerina el Dom Ago 04, 2013 3:05 am

    ERES MUY CRUEL MUCHO TIEMPO SIN PUBLICAR PARA QUE SOLO NOS DEJES UN CAPITULOOO MALAAAA SUBE MAS Y PRONTOO
    avatar
    Cherey Valentina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 116
    Fecha de inscripción : 30/09/2012

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Cherey Valentina el Dom Ago 04, 2013 11:58 am

    alelucerina escribió:ERES MUY CRUEL MUCHO TIEMPO SIN PUBLICAR PARA QUE SOLO NOS DEJES UN CAPITULOOO MALAAAA SUBE MAS Y PRONTOO
    Más tarde si puedo les subo.

    Contenido patrocinado

    Re: Una noche mas.

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Sáb Jun 24, 2017 11:37 pm