Spaw's por siempre♥


    ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Comparte

    Leysdania
    TeamLM♥
    TeamLM♥

    Mensajes : 273
    Fecha de inscripción : 30/04/2012
    Edad : 24
    Localización : Lima - Perú

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Leysdania el Vie Jun 21, 2013 3:07 am

    Me quieres matar... tú resurges como el AVE FÉNIX jajaja .

    Qué le pasa a sta est*úpida, arp*ía ... fregar la vida mis Adorados. Como le puede decir eso a ellos. La tipe*ja es ella.




    *Estoy enfurecida de verdad
    avatar
    Admin
    Admin
    Admin

    Mensajes : 72
    Fecha de inscripción : 04/04/2012

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Admin el Vie Jun 21, 2013 2:42 pm

    Leysdania escribió:Me quieres matar... tú resurges como el AVE FÉNIX jajaja .

    Qué le pasa a sta est*úpida, arp*ía ... fregar la vida mis Adorados. Como le puede decir eso a ellos. La tipe*ja es ella.




    *Estoy enfurecida de verdad
    ShockedShockedShockedShockedShockedShockedShockedShocked


    _________________


    Spaws *-*
    avatar
    diana lucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 249
    Fecha de inscripción : 17/05/2012

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  diana lucerina el Vie Jun 21, 2013 7:34 pm

    :OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!! noooooooo sube massssssssssssss
    avatar
    IndiiCH
    Admin
    Admin

    Mensajes : 178
    Fecha de inscripción : 04/04/2012
    Edad : 21
    Localización : Colombia

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  IndiiCH el Lun Jun 24, 2013 8:23 pm

    ¿NO SE MURIÓ EL AMOR?


    Cap 43.


    Ella arranco y an
    tes de que saliera del parqueadero le gritó:
    --LUCERO, TE AMO MÁS QUE A MI MISMO Y QUE CUALQUIER OTRA COSA, NUESTROS HIJOS, CON LO MÁS IMPORTANTE EN ESTE Y CUALQUIER OTRO MUNDO—


    Se dejó caer de rodillas al pavimento, frotándose la cara y preguntando tantos ¿Por qué? ¿Por qué?
    .... 
    Durante todo el camino, ella no hacía más que recordar todo lo que había vivido con Manuel, su spaw.
    Era tan doloroso ver que tanta lucha se iba a arruinar por una mujer, o más bien UN BEBÉ, que se sin nacer se habría de convertir en su mayor contrincante.


    Daban las 22:00 y ella estaba estacionada en la puerta de su casa, esa que Manuel con tanta ilusión mando a construir para la que sería su “familia” esa que no existía, en realidad sí porque aún estaba con sus hijos, pero faltaba la mitad de ella, su spaw… la cabeza de su hogar, su hombre. Era tan perfecto recordar cada detalle, aunque le hicieran mucho mal, lo que más le dolía, era que Manuel era un hombre tan perfecto con ella.
    -      
    No No la gritaba.
    -      Nunca le había levantado la mano.
    -      Jamás la ha dejado sola.


    Aún no entendía ¿Por qué razón la vida una vez más se empeñaba en dañarla? Ella que era tan optimista, ella que era tan soñadora… Lo único que hacía era disfrutar cada segundo y cada privilegio que esta le daba con sus grandes éxitos a nivel profesional y personal.


    -Animo Señora Lucero, tus hijos te necesitan- pensó y dijo en voz alta-  MIS HIJOOOS, Diooooos –dejó caer su rostro encima del timón del carro.-
     


    Pasaron alrededor de quince minutos y decidió secarse las lagrimas del rostro, levantarlo y caminar hacia delante como ella sabía hacerlo, como la luchadora que siempre había sido.
     
    -¡Mami!- Escuchó mientras entraba a la casa.


    Lucero: Mi nena –La cargo- como te extrañé –le dio muchos pero muchos besos-


    José: Mami, has estado llorando?


    Lucero: ¿YO? Para nada mi príncipe.  Ven y dale un beso a tú madre.


    ¿Era posible? Mirarle las caras a sus hijos, su mayor tesoro y no saber cómo van a reaccionar a tan gran noticia; ella decidió no comentar 
    nada, total… no tenía que ver, ese era un deber de Manuel: el padre de sus hijos, eso y nada más.


    Luego de acostar a sus nenes, se dirigió a su habitación… solitaria, como hace mucho no lo hacía, cada parte de ese cuarto le recordaba a 
    Manuel. TODO, desde las cortinas que eran testigo del amor que se profesaban cada noche, hasta la cama que era su mayor cómplice.
    Miraba cada rincón de ese ¿Santuario? O ¿Infierno de los recuerdos de un amor que ya se acabó? Con cada detalle estallaba en llanto, era tan doloroso, no sentir su piel, su aroma… su presencia allí.


    Se sentó en la cama y la sintió la suave, comenzó a acariciarla como si fuese ÉL, pero no, no lo era…era solo una gran ilusión que de solo imaginarla, su cuerpo saltaba de ¿Placer? ¿Excitación? ¿Amor?
    Tal vez alguna, ni ella misma sabía.


    Se quedó dormida en medio de todos esos perfectos, dolorosos y un poco crueles recuerdos.
     
    Por su lado Manuel estaba igual o peor que ella, después de hablar con Carla, este se fue a su apartamento a pensar y pensar ¿Qué había hecho mal para merecer tanto mal?


    Manuel: Lucero yo te amo sólo a ti.


    Cada paso que daba en su apartamento era como frenesí de emociones, rabia, rencor,  amor…
    Hacía tanto no se sentía tan solo, tan muerto en vida…
     
    ……………..


    ¡Hija despiértate, mira la hora! –Dijo la sñra Lucero, arrancándole las sábanas a su hija-
    Lucero: Mamá, no.


    Sñra Lucero: Tienes que trabajar.
    Lucero: No quiero trabajar.


    Sñra Lucero: ¿Lucero Hogaza León? ¿Eres tú? Te desconozco ¿Qué te paso?.


    Lucero: Nada mamá. –Intentó no mirarla a los ojos-


    Sñra Lucero: Eres mi hija… - le miro las ojeras que rodeaban esos hermosos ojos cafés.- ¿Peleaste con Manuel?


    Ella solo asintió.


    Sñra Lucero: sea lo que sea, pueden arreglarlo… yo sé.


    Lucero: No mamá, ya no… Él tendrá un hijo con la otra y yo no tengo nada que hace allí.


    Sñra Lucero: ¿Con la tal Carla? Hija mía –abrazo- Eres mi bebé como me duele todo lo que te ocurre, sabes que podrás contar conmigo 
    cuantas veces lo quieras, sólo hazle caso a tú corazón… él te aconsejará lo correcto.


    Lucero: Mami- se aferro a ella- te amo, te amo, gracias por nunca abandonarme –comenzó a desahogarse en llanto con ella.


     
     
    Eran las 10:00 del día y Lucero terminaba de arreglarse para ir a “trabajar”, por suerte los niños no tenían clases ese día, les dio de desayunar, los vistió… estaba contenta con ellos, en medio de tanto dolor.


    Lucerito: ¡PAPIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!


    ¿Qué? Manuel…


    Manuel: Buenas




    Que incomodo era todo, ella no estaba preparada aún.


    José: Papito, te extrañaba mucho, verdad mami?


    Ella solo se dedicaba a observar la situación era tan difícil, verlo… en realidad SÍ LO  AMABA como la primera vez.


    ¡SORPRESA! Los niños de un momento a otro, se desaparecieron y quedaron en la sala, los dos a SOLAS.


    Manuel: Lucerito yo..


    Lucero: Manuel ahórrate palabras que no servirán de nada. Adiós, me despediré de mis hijos.


    Lo dejó con la palabra en la boca en plena sala.
     
    Quería ¿Ignorarlo? U ¿Odiarlo? No, no, no Lucerito…eso sería inmaduro.
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     

     


    _________________

    ~Mijares Hogaza Por siempre~❤️
    @IndiiCH

    Leysdania
    TeamLM♥
    TeamLM♥

    Mensajes : 273
    Fecha de inscripción : 30/04/2012
    Edad : 24
    Localización : Lima - Perú

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Leysdania el Mar Jun 25, 2013 1:19 am

    Que mal por ellos!!! ... Por qué deben de sufrir, cuando ya están bien... pero una persona me dijo si no hay eso, no habría wn (muy cierto creo)...

    Esperamos el siguiente cap.
    avatar
    Hicat
    Team1
    Team1

    Mensajes : 79
    Fecha de inscripción : 18/06/2013
    Edad : 22
    Localización : Venezuela

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Hicat el Mar Jun 25, 2013 1:30 am

    Odiarlo? Eso nUnca. Eso es rabia y dolor. Esperando el otro con ansias. Smile
    avatar
    diana lucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 249
    Fecha de inscripción : 17/05/2012

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  diana lucerina el Mar Jun 25, 2013 2:18 pm

    me encantaaaaaaa!!! siguela!
    avatar
    IndiiCH
    Admin
    Admin

    Mensajes : 178
    Fecha de inscripción : 04/04/2012
    Edad : 21
    Localización : Colombia

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  IndiiCH el Jue Jul 04, 2013 4:56 pm

    Cap44

    ¿No se murió el amor?


    Lucero: Manuel ahórrate palabras que no servirán de nada. Adiós, me despediré de mis hijos.



    Lo dejó con la palabra en la boca en plena sala.



    Quería ¿Ignorarlo? U ¿Odiarlo? No, no, no Lucerito…eso sería inmaduro.


    La señora Lucero se quedaría con los niños todo el día.

    Manuel: Señora –la beso en la mejilla- como va?

    Sñra Lucero: Perfectamente Manuel, con la novedad. ..

    Manuel: Me imagino que ya ha de saber.

    Sra Lucero: No estas para saberlo, ni yo para decirtelo Manuel, pero creo que ya se acabó.

    Manuel: Se equivoca sra, yo a su hija la amo como nunca.

    Sra Lucero: De eso no tengo duda, pero hay un hijo de por medio... y eso es un gran peso.

    Manuel: Y que nunca tendrá de que quejarse, lo amaré tanto como amo a nuestros hijos con la diferencia que su madre no es a quién amo.

    Sra Lucero: Manuel, es muy dificil criar a un hijo sola. Esa mujer sufrirá.
    Manuel: ¿Y Luero y yo qué? Ella y yo sufriremos igual o peor que ella... José y La nena también.

    Sra Lucero: Hijo, a veces los ciclos de la vida son así...

    Manuel: No dejaré de Luchar por su hija, jamás en mi vida, ni que pasen 1000 años, yo la amo.

    La sra quedó pensativa al ver la seriedad con la que este le hablaba, WAO... sus ojos reflejaban a un verdadero hombre enamorado y aunque ella estaba insistiendo que dejara todo por la paz, sabía que ellos se amaban de verdad y nada podría acabar con tan gran sentimiento.

    Sra Lucero: Eres un gran hombre Manuel, me encanta que hables así de mi hija, siempre supe que tú serías el amor de su vida... pero hay que pensar las cosas, piensa en su tranquilidad y la de tus tres hijos, sólo te digo eso.

    Se despidió y se fue con sus nietos.

    Manuel quedó super pensativo con la frase: “piensa en su tranquilidad y la de tus tres hijos” ¡Qué hacer? Él no sabía... estaba entre la espada y la pared.

    En eso sonó el telefono de Manuel.

    Carla: ¡Dónde estas papito, tú hijo te extraña.

    QUE CINICA.

    Manuel: Donde mis hijos ¡Qué deseas... CARIÑO!

    Carla: Tienes un hijo acá también.

    Era cierto, eso que esperaba ella también era SU HIJO, uno que hizo sin amor, pero era su hijo y lo amaría como a los que tuvo con Lucero, Sí era decisión tomada... LO AMARÍA E INTENTARÍA CONVIVIR DURANTE EL EMBARAZO, CON ELLA... SÍ CON CARLA.

    ....

    Lucero estaba finiquitando unos detalles de su gran concierto en el auditorio nacional, cosas de la fecha y todo eso, para pronto poder dar su gran espectaculo.

    No paraba de pensar en Manuel, lo veía en todas partes, en la cara de los empresarios, hasta en su reloj.. y cada recuerdo era un puñal que se le clavaba en el corazón porque recordaba cada frcaso que habría tenido con él. Quizás ya era hora de dejar todo a la paz, quizás ya era hora de partir tajadas y cada uno por su lado... eso ella no lo sabia, pero sin querer había tomado esa decisión: Tener extrictamente una relación de EX maridos, con dos hijos, es decir, conocidos con recuerdos en común.


    Así habían pasado aproximandamente 4 semanas, ya Carla tenía aprox 5 meses y medio... ¡SORPRESA! Era una niña, una tierna y dulce princesa, la segunda hija de Manuel.
    El estaba emocionado y a la vez triste, esperaba un hijo eso simplemente lo alegraba, pero no de quién amaba.

    En todo ese tiempo, se la pasó frecuentando la casa de Lucero y sus hijos todos los días, a veces la veía a ella y a veces no, con Carla todo iba normal, la compañaba a todas partes, la protegía.. pero no vivía con ella a pesar de que esas eran las “ilusiones” de ella, uno que otro día esta le robaba un beso a Manuel y pues el trataba de esquivarla, de dejarle todo en claro pero no podía, creía que le causaría un disgusto y podría complicar al bebé.
    Por su parte Lucero había seguido su vida, normal estaba terminando la novela al aire y era un total éxito, a demás de que pasaba ensayando para su concierto en el AN, para mantenerse ocupada y no pensar en que sería de la vida de él unico hombre al cual había amado como a ningún otro.

    Mariana: Lucerito, que pedirás de comer?, todo se ve delisioso.

    Lucero: puuuuuuuuuues –Fue interrumpida-

    Michel: Buenas, buenas pero tanta belleza junta que se debe?

    Ahí estaba tal hombre, alto, con un traje muy fino por cierto, de color gris,con algunas canas vistas, porque de resto ni una hebra de cabello existía.. elegante, presentable, lo que en realidad era... un hombre pudiente.

    Mariana: Querido, como vas? –beso en la mejilla-

    Lucero: Hola. –beso en la mejilla-

    Michel: Pues aquí, llegando a almorzar solo.

    Mariana: Pero que gente mala la que te deja solo, sientate con nosotras.

    Lucero sintió toda incomoda la situación, hace unos meses que no veía este sujeto, que era su amigo, con el que por cierto le tenían mil chismes encima... y o sea estaban almorzando juntos.

    Michel: ¿Y que es de tú vida Lucero? –preguntó tímido-

    Lucero: Trabajo y más trabajo –río un poco- ya sabes y tú, tú familia?


    Michel: Pues ya sabes, mis hijos con mi ex mujer, por lo del divorcio y todo eso.

    Lucero: Cierto, ni me digas, estoy aburrida de tantos divocios, creeme.

    Michael: y Manuel?

    Lucero: Supongo que bien.. no sé la verdad, trabajando igual que yo.

    Michael: Ah, pero no todo ha de ser trabajo en esta vida... hay que darse tiempo para uno mismo, para la amistad, la familia, el amor con una pareja.

    Lucero: Amistad, pues sí.. estoy con Mari aquí, familia.. toda la vida, ¡pero amor con una pareja? Eso creo que no existe para mí.

    Michael: No te lo creo, habemos muchos que buscamos una pareja estable, depués de un divorcio. El amor es bello mi querida Lucero, muy bello.

    ¡AMOR? Que le quería decir este hombre, se le estaba intentado declarar o qué?, todo eso pasaba por su mente, era extraño... cada vez que se encontraba con él se reía mucho, era cierto... pero no mil veces no, Lucero no puedes enamorarte una vez más..


    _________________

    ~Mijares Hogaza Por siempre~❤️
    @IndiiCH

    Leysdania
    TeamLM♥
    TeamLM♥

    Mensajes : 273
    Fecha de inscripción : 30/04/2012
    Edad : 24
    Localización : Lima - Perú

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Leysdania el Vie Jul 05, 2013 4:13 am

    Te contaré son las 3:03 a.m aquí en Perú y no fue muy buena idea leer la wn a esta hora...

    No aguanté leer esta parte "... con algunas canas vistas, porque de resto ni una hebra de cabello existía.. " Fue taaaan gracioso claro si no tiene cabello jjajjaja. me reí tanto que mi mamá llegó a mi habitación Very Happy
    avatar
    diana lucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 249
    Fecha de inscripción : 17/05/2012

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  diana lucerina el Vie Jul 05, 2013 2:59 pm

    siguela me encanta!! Very Happy
    avatar
    IndiiCH
    Admin
    Admin

    Mensajes : 178
    Fecha de inscripción : 04/04/2012
    Edad : 21
    Localización : Colombia

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  IndiiCH el Vie Jul 05, 2013 9:51 pm

    Leysdania escribió:Te contaré son las 3:03 a.m aquí en Perú y no fue muy buena idea leer la wn a esta hora...

    No aguanté leer esta parte "... con algunas canas vistas, porque de resto ni una hebra de cabello existía.. " Fue taaaan gracioso claro si no tiene cabello jjajjaja. me reí tanto que mi mamá llegó a mi habitación Very Happy

    A todas les ha entrado en gracia, yo solo describí Shocked Shocked 


    _________________

    ~Mijares Hogaza Por siempre~❤️
    @IndiiCH
    avatar
    IndiiCH
    Admin
    Admin

    Mensajes : 178
    Fecha de inscripción : 04/04/2012
    Edad : 21
    Localización : Colombia

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  IndiiCH el Miér Jul 10, 2013 10:18 pm

    ¡AMOR? Que le quería decir este hombre, se le estaba intentado declarar o qué?, todo eso pasaba por su mente, era extraño... cada vez que se encontraba con él se reía mucho, era cierto... pero no mil veces no, Lucero no puedes enamorarte una vez más      


    Cap 45.

    Daban las 15:00 hrs y allí seguían teniendo tan amena charla los tres o ¿los dos? Sí, porque Mariana había salido de todo contexto allí. ¿Será que este hombre  empezaba a gustar de ella  O siemplemente había sido amable todo este tiempo, eso no lo sabía, lo  que sí  era que se la estaba pasando tan bien con él.

    Michel: Me alegra tanto, que una dama tan hermosa como tú, se ría de todo lo que digo, mi humor es pésimo.

    Lucero: Te equivocas querido, tú humor es agradable, me gusta. –o quizás me gustas tú- sólo penso.

    ¿Será posible que ese hombre despertaría interés en ella? O simplemente habría sido algunas horas de amabilidad constante; ella no lo sabía. En ese instante ella no sabía ni que hacía ni que sentía, era tan extraño estar allí con él, riendo como hace mucho no lo hacía, disfutando cada segundo de la vida, junto a un sujeto que despertaba en ella un frenesí de emociones enormes. ¿Y Manuel? Ese nombre en ese momento se había olvidado.

    Aquel hombre cumplía con sus expectativas de caballero perfecto: Amable, serio, discreto y sobre todo con una chispa de humor; eso le encantaba.

    Mientras Michel le hablaba, la miraba con una chispa especial, tanto que se embobaba, cada que la veía –Eres tan perfecta, oh Lucero, eres un diosa- pensaba.

    Dieron alrededor de las 16:05 y se había acabado tan agradable reunión.

    Michel quería insinuarle a Lucero su gran interes, por eso se le ocurrio una gran idea, una que terminaría por arrebatar los celos del gran sr Manuel Mijares.



    Michel: Gracias por la comida, la disfruté tanto. Y Quería saber Lucero, no sé... como la pasamos taaaan bien sí quisieras¿Cenar esta noche conmigo?

    Ella no dudo ni un momento para decirle que sí.

    Michel: Mariana, que estés bien. Lucero, paso por ti a las siete treinta de la noche.

    Ella sólo asintió y observo como aquel hombre se montaba en su auto negro, conducido por su chofer y se perdía en la calle.

    Mariana: Esa mirada, Lucero Hogaza. Te gusta el Micho –dijo muy cómica.-

    Lucero: Ya cállate y déjame ser feliz Mariana. –sonrió-

    Lucero se embarcó en su auto y condujo hasta su cada, daban casi las 17:30,¡Que trafico! Casi una hora desde aquel restaurante hasta su casa.

    Lucero: Llegué –grito desde la puerta-

    Manuel: Vaya, hasta que apareces. –dijo en todo sarcástico.-

    Lucero: ¿Me estas reclamando o esa es tú nueva  forma de saludarme? –Frunció el ceño.-


    Manuel: Tómalo como quieras. –Al ver que Lucero simplemente no le hizo mucho caso y se le iba la “muñeca” decidio cuestionarla.- Porque me choca, que dejes tanto tiempo a los niños solos.

    Lucero: ¿Disculpa? Mi mamá estaba con ellos, además, necesitaba aire limpio, puro y mucha paz, para evitar que sigan arruinandome la vida.


    Manuel ignoró el “para evitar que sigan arruinandome la vida.” Y terminó de reprocharle.

    Manuel: Pues yo llegue y no había nadie, no sé en que andas, ni que te traes Lucero Hogaza, pero ocupate de tus obligaciones: NUESTROS HIJOS, gracias a eso me tuve que quedar cancelé... cancelé algo –tartamudeo-

    Lucero: Cancelaste algo con, ¿Quién?, ¿con tú mujer de turno?  -le espetó- Respondeme.

    Manuel: Sí hablas de Carla, sí, con ella.


    Lucero: Te agradecería, que no canceles tus compromisos “importantes”, por cuidar a nuestros hijos, claro como ellos son solo míos y no puedo recibir ni una poco ayuda de usted, ay pobrecito.. ¿Quién TE MANDO A ENRREDARTE CON OTRA MANUEL? Eso no es mi culpa. ¿Estamos?

    Manuel: Sabes que mis hijos son lo más hermoso que la vida me ha dado y nunca les ha faltado nada, nada Lucero y no lo niegues. –Gritó un poco, la rabia lo carcomía-

    Lucero: Bájale al tonito, gracias.

    Manuel: Y tú bájale a tus celos.

    Lucero: ¿Celos? Por favor, deja de ser tan iluso, tu ego no podrá crecer más por que no puede.

    Y allí estaban los dos ¿Spaws? Peleando, sangrando por su propia herida, ambos diciéndose cosas de la boca para afuera, porque en realidad eso no era lo que se sentían, ellos se amaban aún, a pesar de que se lo negarán mil veces y estuviesen haciendo cada uno su vida por separado. ¿Y qué lograban en esa actitud? N A D A, sólo alejarse más y más, pero sobre todo afectar su mayor prioridad; sus hijos.

    Lucero estaba concentrada en su closet, ¿Qué se pondría? Estaba entre un vestido rojos ceñido al cuerpo o uno negro muy parecido.

    Lucero: El negro definitivamente.

    Se cambio, se dejó el cabello suelto, con unos tacones dorados,del mismo color de los aretes, se veía muy hermosa.

    Lucero: Mamá ¿Dónde estás, por quñe te fuiste sí?

    Sra Lucero: Es que tuve un problema en tu oficina, pero ya se solucionó, os niños pues están un poquito grandes, pensé que se podrían quedar solos un momento, ya voy para allá.

    Lucero: esta bien má, te amo  mucho.

    Cuando iba a disponerse a esperar a su “amigo” se dio cuenta que Manuel estaba en la sala con los niños.

    José: Wow, mamá que hermosa te ves, ¿saldrás con papá?.

    Lucero: No, saldré con... con otra persona.

    Manuel estaba deslumbrado con tanta belleza, esa mujer estaba BUENA por todos lados... pero ESPEREN ¿Con otra persona? ¿Quién?.

    Entonces a él se le despertó el instinto de macho celoso, ese que sólo Lucero podría lograr.


    _________________

    ~Mijares Hogaza Por siempre~❤️
    @IndiiCH
    avatar
    IndiiCH
    Admin
    Admin

    Mensajes : 178
    Fecha de inscripción : 04/04/2012
    Edad : 21
    Localización : Colombia

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  IndiiCH el Lun Jul 22, 2013 10:11 pm

    Cap 46.

    José: Wow, mamá que hermosa te ves, ¿saldrás con papá?.

    Lucero: No, saldré con... con otra persona.

    Manuel estaba deslumbrado con tanta belleza, esa mujer estaba BUENA por todos lados... pero ESPEREN ¿Con otra persona? ¿Quién?.

    Entonces a él se le despertó el instinto de macho celoso, ese que sólo Lucero podría lograr.

    Manuel se levantó de aquel sillón indignado, ¿Para donde? Y ¿Con quién?, tenía ganas de reclamarle y en realidad lo hizo, entonces la halo hacía la cocina para hacerle el formal reproche.

    Lucero: ¿Qué ocurre? –Preguntó un poco desconcertada-

    Manuel: ¿A dónde vas?.

    Lucero se alegró y se enojó, pero de las dos la segunda más que todo.

    -Estás celoso- Pensó ella y no pudo aguantar las ganas de sonreír en ese momento.

    Lucero: Me estas haciendo una escenita de celos o lo dices por que “los niños se quedarán solo en casa” –intentó imitarle-

    Manuel: Lo digo porque eres mi mujer. –Fail Manuel, no lo es- pensó.

    Ella se estremeció con tan gran, declaración  por parte de él

    Lucero: ¿Disculpa? ¿En que vida soy tú... “Mujer”? Tú mujer se llama Carla, sí, esa que está embarazada de ti, con la que me engañaste, perdón, -hizo una pausa- pensándolo bien no me engañaste porque ya no era su esposa, sr José Manuel Mijares Morán.

    Manuel: te equivocas, seguías siendo mía, Lucero, mía –enfatizó en lo último.- porque –la atrajo hacía él- porque te amo.

    Lucero un tanto nerviosa, no dejaba de ver los labios de Manuel, hacía mucho que no lo probaba, los anhelaba tanto; los besos de él eran como un fuego intenso, sin lugar a duda.

    Lucero: Creo que debo irme.

    Manuel: ¿A dónde?

    Lucero: Ya dije que no es asunto tuyo, no hagas las cosas más difíciles Manuel. – se fue-

    Era tan dificil tener que alejarlo cada vez más, mientras él quería seguir cerca de ella.  Esa furia de sentimientos que la carcomian por dentro,  quería dejar salir tanto amor que aún sentía por Manuel: el gran amor de su vida, pero ya era tarde, muy tarde y gracias a todos sus errores, tenían que amarse por separado.


    Ya Michel había llegado,  estaba exactamente en la puerta de la casa para tocar el timbre. No  se decidía: ¿Y sí estaba Manuel? ¿y si ella se había arrepentido?, no, no, no, tenía ganas de irse, pero ¿y si después creía que la había dejado plantada? No, no, no.

    Ding dog.

    Jose: Yo abro –gritó- Sí, ¿Quién es usted?.

    Michel: Tú debes ser el famoso José.  –le dio una sonrisa-

    Jose: Y usted, viene por mi mamá ¿o me equivoco?

    Michel: Vaya, que inteligente. – le observó por un instante- Veo que no me recuerdas...


    Jose: Ah, usted es amigo de mi papá no? –se sorprendió-

    Michel: Sí, te conozco desde muy pequeño.

    Lucero: Llegaste –sonrió-

    Jose observó la situación y supuso lo que pasaba, ya estaba un poco grande, no era tonto.

    >Qué incomodo< pensó ella.

    Manuel estaba en la casa y aunque tenían claro que ya no eran nada, ella aún le tenía respeto, a pesar  de todo sentía que lo merecía. -¿Qué hago?- pensaba, mientras dentro de ella crecía tanta incertidrumbre. ¿Y si Manuel salía y la veía? Que diría... él era su amigo y pues ella su ex – mujer. Caray aún no eran nada y ya se estaba sintiendo culpable, pero “AÚN no somos nada” se detuvo a pensar. Entonces no tendría porqué sentirse así.

    Mientras ella se envolvía en sus pensamientos, Michel y Jose continuaban hablando, con algo de dificultad, pero lo lograban... mientras tanto Manuel acompañaba a la nena a cepillarse los dientes.



    Lucero: ¿Nos vamos?. –dijo por fin-

    Michel sólo asintió.

    Lucero: Cariño, que no se te olvide hacer la mochila de mañana y ayudar a la nena por si siente pesadillas, si no he llegado –le dio un tierno beso en la frente-

    José: esta bien mami.

    Michel sólo observaba lo hermosa y buena madre que era esa mujer que ya lo estaba volviendo loco, pero de ¿amor?.

    Ambos se fueron en el carro de él, era una ecosport 2013negra.

    Michel: Pero que bella estás mujer, sin duda pareces un tierna -sexy- damita.

    Lucero se sonrrjó.

    -Gracias, ese traje negro te sienta muy bien a ti.- dijo ella muy sonriente, en realidad le agradaba tal hombre... se sentía bien a su lado.
    Velas, telones de seda, champagne, rosas blancas y una noche mágica, la luna estaba tan enorme y cerca de ellos, al igual que las estrellas que los acompañaban en su gran velada. Estaban en las afueras de la ciudad, era un gran jardín, sin duda seguro en el día sería algo encantador. Era tan maravilloso, aunque no estaban solos, había un par de parejas más, como dos o tres y algunos meseros vestidos de blanco y negro.

    Lucero: Gran lugar, había escuchado de él, pero no sabía que era tan hermoso.

    Él sólo le sonrió.

    Luego de unos minutos, iban a ordenar, ella no tenía hambre.. –Una ensalada por favor.-

    Michel: A mi me gustaría una hamburguesa, con refresco gracias.

    Lucero lo miró admirada ¿ hamburguesa? ¿refresco? En un lugar como ese y él.

    Lucero: Eres una cajita de sorpresas Michel, en serio... no me habría imaginado que comías, ese tipo de cosas.

    Michel: ¿Qué? estoy muy viejo– Sonrió-

    Lucero: Para nada, sólo que te ves tan serio y estricto. Sin duda cada vez que te conozco me sorprendo más y más.


    Michel:¿En serio? –carcajeo- A mi me gusta vivir la vida al máximo, aunque me vean con cara de amargado, serio y no divertido, lo que sucede  es que no me gusta que me tomen mucho a juego en mis negocios, pero de resto, amo reír, comer, disfrutar de compañías como tú.


    Ella no dejaba de escucharlo, cada  vez que decía algo encontraba en él parecidos con su filosofía y eso le encantaba, no sabía ¿por qué? Pero deseaba prolongar su compañía.
    .....


    _________________

    ~Mijares Hogaza Por siempre~❤️
    @IndiiCH
    avatar
    diana lucerina
    Team2
    Team2

    Mensajes : 249
    Fecha de inscripción : 17/05/2012

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  diana lucerina el Miér Jul 24, 2013 1:45 pm

    siguelaaa! son mas tiernos!! me encanta!
    avatar
    Majo
    Team1
    Team1

    Mensajes : 60
    Fecha de inscripción : 19/07/2013
    Edad : 21
    Localización : Sonora

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Majo el Miér Jul 24, 2013 1:49 pm

    Si, seguila son tiernos pero no me gustan xc, pero buee cada quien xDDD
    avatar
    IndiiCH
    Admin
    Admin

    Mensajes : 178
    Fecha de inscripción : 04/04/2012
    Edad : 21
    Localización : Colombia

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  IndiiCH el Jue Jul 25, 2013 8:03 pm

    Cap47.

    Ella no dejaba de escucharlo, cada  vez que decía algo encontraba en él parecidos con su filosofía y eso le encantaba, no sabía ¿por qué? Pero deseaba prolongar su compañía.
    Aquella noche había sido simplemente maravillosa, hacía mucho no se sentía tan feliz con un hombre, bueno desde que decidió cortar toda relación amorosa con Manuel.

    Era tan difícil amar a un hombre que simplemente habría jugado con sus más puros sentimientos, que echó a la basura los “lazos de amor por siempre”, esos que supuestamente los uniría de por vida, al envejecer juntos compartiendo tan grandiosas experiencias en todo un camino de falencias, felicidad y sobre todo amor, mucho amor.

    Lucero llegó a su casa esbozando una gran sonrisa en su angelical rosto. Eran más o menos las 22:35

    -“Ay Dios”-
    dijo en ella, acompañandolo de un largo suspiro.

    Lucero: Que cruel me siento. –Dijo admirando la sala, esa donde compartió tantas risas, amor, pero sobre todo una felicidad que había sido efímera en esa entonces con aquel hombre, al que amaba, pero el mismo culpable de tanto dolor que a ella la carcomía.- Salgo con un amigo de mi exmarido –no podía dejar de sentirse culpable, quizás era por el gran afecto que le tenía a Manuel  o simplemte sabía que con Michel sólo buscaba refugiarse para no seguir en el mar de lágrimas que Manuel depositó en ella.-

    Se dejó caer en aquel sillón negro de cuero, en el que Manuel amaba descansar luego de un largo día de trabajo. Su mano izquierda palpaba el brazo de este, era como acariciar a Manuel o por lo menos eso sentía ella, como si su presencia estuviese latente en aquel sitio, lo sentía tan cerca que no le era imposible imaginarse que este le rozara calidamente su tez, mientras ella sellaba sus ojos con un suspiro, de deseo.

    Manuel: No tardaste nada, Lucero.

    Entonces ella suspiró, quizás todo ese frenesí de sensaciones habrían sido verdaderas y lo que sintió, fue la autentica presencia de su amado.

    Lucero: Tengo dos hijos que cuidar, y por nadie los descuidaré.

    Manuel: Vaya, menos mal lo recuerdas. –le espetó-

    Lucero: Lo menos que quiero en estos momentos, es pelear Manuel. En serio –hizo una pausa- esta situación cansa, no es agradable.

    Manuel: Tal vez si dejaras de buscar nuevo marido, entendieras que te amo y  yo soy el que menos quisiera estar así.

    Ella ignoro la parte romántica y el “: Tal vez si dejaras de buscar nuevo marido” le perturbó el alma.

    Lucero: Sí tengo o no “marido” es MI, problema, no el tuyo, total como tú ya tienes nueva pareja e hijo nuevo. ¿Qué pensaste? Que me quedaría a ver como tú, el hombre al cual amaba se iba con otra, que besara a otra, que amara a otra que no fuera yo.


    Manuel sintió como su corazón se desvanecía, era cierto  por su culpa ellos estaban así. ¡Maldita sea! Mijares, le destruiste la vida a la única mujer habías amado en la vida. Pero tenía clara una cosa: debía  solucionar todo esto. El tiempo pasaba y Carla se  ilusionaba más, así como crecía su vientre ¿Qué haría? no sabía,  pero no podría permitir que Lucero cometiese alguna  locura por despecho o simplemente porque necesitaría una compañía para el resto de su vida y lo que más lo apresuraba era que él no iba a ser esa tal “compañía”.


    Manuel: Yo voy a solucionar todo esto mi lindis, te lo juro. –Manuel observó como ella derramaba lágrimas en sus mejillas, entonces las desapareció con sus propias manos, era la única solución que tenía en esos momentos: las limpió de su rostro- No llores, sí lo haces me odiaré más, no me gusta ver que inundes tus hermosos ojos cafés por mis necedades, por mis malos hechos, sólo quiero que llores de felicidad, por hacerte feliz... mi más grande anhelo y por lo que me he propuesto, desde que le juré ante Dios amarte toda la vida, serte fiel y feliz.

    Lucero: No sigas por favor, ya lo hiciste y créeme que lo más doloroso es asimilar que lo hiciste. –Dio media vuelta- no te imaginas cuantas noches me desvelé pensando en el futuro que tejíamos una vez más...  –suspiró- pero los planes de Dios son perfectos, nada pasa porque sí y esto es lo que merecíamos, aunque duela.

    Manuel: -le tomó el brazo y la volteo para que lo mirase a los ojos- Lucero, MI Lucero. ¿Aún me amas?

    Lucero lo observó por un segundo y fingió una tierna sonrisa, para no decaer en llanto una vez más.

    Lucero: ¿Cómo no te voy a amar, si eres el amor de mi vida? El dueño te todas mis letras, mis esquinas. Jamás olvidaré todo lo feliz que me hiciste y lo maravilloso que fuiste, mientras pudiste, mí... mi spaw.

    Manuel no dudo en dejar caer una lagrima, era la única mujer por la cual había llorado, por la cual podría dejar su dignidad y orgullo de hombre a un lado, la amaba, en realidad amaba a su Lucero y no la quería perder.

    Manuel: Te amo, no sé como más decirlo y demostrarlo, sé que mis acciones no parecen las mejores, pero he intentado demostrar tanto amor que siento por ti.


    Ella le calló con un beso, ¿Hace cuanto no se daban uno? Dos o tres meses más o menos? Fue tan maravilloso, volver a sentir sus labios, unidos en total plenitud, cada roce de Manuel en los labios de ella, la hacían vibrar en emociones que sólo él lograba, sus lenguas hacían un derroche de felicidad y pasión en sus paladares. Una vez más estaba derretida ante él.

    ÉL la tomó entre sus brazos y la llevó hasta su cuarto: EL DE ELLOS. La depositó en la cama y la miró a los ojos esperando  a que esta le espetara con gran enojo que no deseaba que hicieran el amor en ese instante y que se fuera. Pero para su fortuna, no lo hizo y lo halo hacia ella con tanto deseo que hasta a él le impresionó. Entre besos y caricias en sus rostros, decidieron o más bien ella decidió despojarlo de la camisa beige que este traía esa noche, cada parte del torso de Manuel,lo contemplaba con deseo, era el hombre de su vida, su gran amor, lo anhelaba tanto, sin él no sabría como vivir. Mientras el acariciaba el cuello de ella, dejando senderos de placer en este, era tan prodigioso sentirla tan apasionada, sin duda era mejor sentirse tan añorado por su lindis que cualquier otro contacto físico. ÉL se encargó de bajarle el cierre de aquel vestido que ella traía puesto, ese que uso para otro hombre y lo bajó tirándolo al suelo al igual que su ropa interior. Poco a poco Manuel fue bajando por los pechos de esta aún dejando marcas en ella de todo el deseo que desbordaba, y ella sólo le limitaba a sentir cuan amaba era por su spaw, su abdomen era victima de contracciones de deseo, él bajaba  más y más hasta besar su coxis, ella ya jadeaba de placer y cuando casi llegó a su parte más intima se detuvo,  eso le extrañó a ella. En un rápido movimiento la poso de espalda y acariciaba con sus manos y sus labios cada parte de su tallada espalda, Lucero se encorvaba de puro gozo y su boca estaba ya entre abierta, gemía despacio mientras mordía su labio inferior y blanqueaba sus ojos, a él le fascinaba verla tan apasionada, era tan perfecto tocar cada parte de Lucero, hace mucho tiempo no estaba así con ella.

    Lucero comenzaba a darse cuenta que la masculinidad de Manuel estaba ya manifestándose, lo sentía rozarle; entonces ella misma se dio vuelta y comenzó a besarle su pecho, en él había un poco de velocidad, que sin lugar a duda la enloquecía y a él lo estimulaba más, ese roce de los labios de ella, con sus vellos en el pecho y tetillas lo trastornaba de puro placer y ahora era este era quien  jadeaba de deseo. Mientras  lo sobaba o prácticamente arrullaba con sus manos suaves y delicadas dejaba un camino de lagrimas que mojaban la piel de él, se sentía tan rebosante que no lo creía, pero a la vez recordaba su posición ahora ella era... ¿la amante? Y eso la hacía sentir más miserable que cuando llegaba de la cena con Michel. Ella le desabrocho el cierre del pantalón y se deshizo de este junto a su ropa interior. Lucero bajaba y se deslizaba por toda la piel de Manuel hasta llegar a su ultima extremidad, eso lograba que él perdiera la cordura, ella lo sabía. Hasta que no pudo más y la atrajo hacía el, la dejó debajo y acomodo sus caderas para poder hacerla suya, primero acarició la parte debíl de ella con su miembro para después poder entrar. Cuando lo hizo, comenzó con movimientos lentos y pausados, logrando que ella enajenara de puro deleite, mientras él la sentía cada vez más propia, los movimientos se intesificaban cada vez más y satisfacción era dual, se hicieron uno solo, eran los mismos spaws.

    Te amo Lucero, te amo nunca dudes de mi; solo hazlo de las personas que lograron separarnos.- Dijo él.-

    No digas nada, yo solo sé que te amo, el resto ahora no importa. - Lo calló con sus dulces palabras.-

    Alrededor de las 00:00, se quedaron completamente dormidos, pero llenos de mucha complacencia recíproca, estaban exhaustos.  









    ***
    Hace mucho no escribía escenas así, así que si no esta bien, ya saben(?)


    _________________

    ~Mijares Hogaza Por siempre~❤️
    @IndiiCH
    avatar
    Majo
    Team1
    Team1

    Mensajes : 60
    Fecha de inscripción : 19/07/2013
    Edad : 21
    Localización : Sonora

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Majo el Jue Jul 25, 2013 8:17 pm

    Ahhi Yisus lo ame completito, asi deverian de estar
    Siempre y por siempre <3
    avatar
    Bryta
    Team2
    Team2

    Mensajes : 133
    Fecha de inscripción : 12/06/2013
    Edad : 21
    Localización : Mexico

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Bryta el Jue Jul 25, 2013 8:54 pm

    Diras que soy sucia y entrometida ahi en su amor pero me vi en el cuarto DDDDDD:okyah:
    me gusta seguila asii x:3

    avatar
    IndiiCH
    Admin
    Admin

    Mensajes : 178
    Fecha de inscripción : 04/04/2012
    Edad : 21
    Localización : Colombia

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  IndiiCH el Lun Jul 29, 2013 9:25 pm

    Cap.48

    Te amo Lucero, te amo nunca dudes de mi; solo hazlo de las personas que lograron separarnos.- Dijo él.-

    No digas nada, yo solo sé que te amo, el resto ahora no importa. - Lo calló con sus dulces palabras.-

    Alrededor de las 00:00, se quedaron completamente dormidos, pero llenos de mucha complacencia recíproca, estaban exhaustos.  


    Entre las sedas de esa cama donde habrían hecho el amor, pero solo como dos pobres enamorados lo lograrían hacer; con  pasión y anhelo, esos que hace mucho les estaba desgarrando por dentro para que lo dejasen salir.

    Tantos "te amo" y "te extraño" se habían escuchado esa noche en la que recordaron una vez más, como unieron sus almas aquel 18 de enero de 1997, ¿Tanto tiempo? como surcaba entre ellos, los años,  meses, días, horas, minutos.

    Lucero despertó a las 8:03 de la mañana -Dios mio- pensó y se.giró pata admirar a aquel.hombre que amaba, Manuel Mijares; ese que le encantaba desde los 18 años de edad.

    Se inundaba de recuerdos y moralejas con él y no podía evitar esbozar una tierna sonrisa.

    Lucero: Spaw, spaw-lo acariciaba por la espalda- no sabes cuanto me duele que ahora, ahora... -suspiro- ahora ya no lo seas. ¿Por qué? -comenzo a temblarle la voz- te amo y siempre lo haré, pero ya no eres mi destino.-miro al techo y suspiro para volver a verlo a él que estaba acostado de espaldas a ella- Todo acabo.[b]

    »Todo acabó.

    Sí, todo y junto a ese todo, se destruyeron prácticamente cuatro vidas, dos de  ellas tan inocentes como dos bebés al nacer y que desde ese instante cargan con el pecado original; la desobediencia, la traición, la.seducción, esa que logró Carla al " estar con Manuel" aunque encajaría más, la traición y la mentira...Las tácticas que esa mujer usó para quebrantar una vez más, cada sueño, cada ilusión. Maldita sea, Manuel se estaba durmiendo en sus laureles mientras cabía la posibilidad de que esa criatura inocente no fuese de él.
    Entre tantos pensamientos de ella, Manuel despertó y se percatò que ella lo observaba y le dedico una dulce sonrisa.

    [b] Manuel: ¿como amaneció, mi lindis?
    -le pregunto-

    Lucero: pues - suspiro- cansada, pero bien.  Ya sabes.  –intentó sonreír.

    Manuel: extrañaba verte despertar,-se detuvo- eres muy hermosa, así en pijama, con tus cabellos.

    Ella no pudo evitar sonreirle.

    Lucero: Manuel, mi Manuel, mi spaw. -lo abrazó aferrandose a él, como si sus cuerpos se incorporaran y fuesen dos seres destinados a amarse.

    Él sólo dejaba que ella lo arrullaba en sus brazos, era maravilloso y singular, se sentía como una criatura cuando su madre se dedicaba a amarlo, sentía a Manuel tan propio: en ese momento era solo de ella,  quizás después de Carla y de su retoño, aquel efecto de una verdad o quizás ¿una mentira?. Mientras se aclarara tal acontecimiento, ella aceptaba con gran desdén aquella situación.
    Lucero seguía totalmente desnuda, al igual que Manuel, estaban envueltos en las sabanas blancas y suaves de la cama que habían compartido como marido y mujer, como dos amantes que huían del escándalo social, pero que tenían claro que... ¿no se murió el amor?

    Manuel: Mi lindis, mi reinis. Quisiera estar así, para siempre. -suspiró-

    Lucero solo derramó una lágrima, que mojó todo su pómulo derecho.

    Manuel lo secó, era lo único que podía hacer. Arrancar cada lágrima que esa mujer derramaba: Lucero, la única que lo llenaba de alegrías, aquella que simplemente le llenaba el alma.
    Ella sabía que esa sería el último despertar a su lado, en realidad había aceptado hacer el amor con él porque ya se alejaría amorosamente de él.
    Después de un rotundo silencio que les estaba destrozando el gran amor que deseaban gritarle a todo el mundo, Lucero rompió el hielo.

    Lucero: Manuel, -calló por unos segundos- yo creo que deberías irte.

    Él se impresionó, no esperaba que fuese tan directa y abrió sus ojos como platos.


    _________________

    ~Mijares Hogaza Por siempre~❤️
    @IndiiCH
    avatar
    Majo
    Team1
    Team1

    Mensajes : 60
    Fecha de inscripción : 19/07/2013
    Edad : 21
    Localización : Sonora

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Majo el Mar Jul 30, 2013 12:10 am

    No , no como asi? Yisus a mi me hubiera dado un ataque akjdshajdhas

    Leysdania
    TeamLM♥
    TeamLM♥

    Mensajes : 273
    Fecha de inscripción : 30/04/2012
    Edad : 24
    Localización : Lima - Perú

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Leysdania el Mar Jul 30, 2013 3:16 am

    Qué qué whaaaat???
    avatar
    IndiiCH
    Admin
    Admin

    Mensajes : 178
    Fecha de inscripción : 04/04/2012
    Edad : 21
    Localización : Colombia

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  IndiiCH el Lun Ago 05, 2013 7:36 pm

    Manuel lo secó, era lo único que podía hacer. Arrancar cada lágrima que esa mujer derramaba: Lucero, la única que lo llenaba de alegrías, aquella que simplemente le llenaba el alma.
    Ella sabía que esa sería el último despertar a su lado, en realidad había aceptado hacer el amor con él porque ya se alejaría amorosamente de él.
    Después de un rotundo silencio que les estaba destrozando el gran amor que deseaban gritarle a todo el mundo, Lucero rompió el hielo.

    Lucero: Manuel, -calló por unos segundos- yo creo que deberías irte.

    Él se impresionó, no esperaba que fuese tan directa y abrió sus ojos como platos.


    Cap 49.


    Manuel la observó por unos cuantos segundos, esperando a que le dijese que se quedará con él, para siempre; pero ese silencio sólo logró que ella reafirmase su decisión y le espetara de nuevo esas agrías palabras.

    Lucero: Quiero que te vayas, no te quiero ver.

    “No te quiero ver” Oh cielos Lucero acababa de partirle el poco corazón que le quedaba a Manuel. ¿Qué sucedía?
    ¿Qué hacía? ¿Qué pretendía?.   Esas eran las preguntas que lo aquejaban, mientras se levantaba de las sedas de esa cama: SU CAMA; donde habrían hecho el amor, multiplicándolo al aire y haciéndose uno solo cada noche.

    Manuel se vistió rápido, no quería que sus hijos lo vieran salir de la habitación y pensaran algo que en realidad era mentira,
    algo como que, volverían a ser los spaws, cómplices, amantes y volverían a ser “una familia muy normal”. Se dirigió a la puerta,
    pero se detuvo por un instante y giro para verla y le dedico una dolida mirada llena de amor, junto a unas palabras que le terminaron de partir el alma.

    “Jamás quise lastimarte, porque te amo más que a mí mismo”

    Entonces ella lo vio desaparecer después de cerrar la puerta de un tirón, las paredes se estremecieron  así como ella. Lo amaba,
    no quería que se fuese en realidad puesto que  lo quería siempre… Él era de ella.

    Al percatarse que este estuviese fuera de su casa, rompió en llanto. No sabía que hacer. ¿Debía dejar que se quedará?
    Acaso ¿Hizo mal?, pero que quería que hiciera, que ella fuese su, su ¿AMANTE? No, no, no, ella no permitiría que esa
    criatura inocente se despertara en un hogar quebrantado y acabado, ¡DIOS! Pero sí Manuel no quería a Carla, esa era la
    plena realidad, no la quería… pero era mejor que intentaran darle lo mejor a él: el hijo de ellos dos, aunque tuviese que
    pasar por encima de su felicidad. SOLO LA DE ELLA. Ya entendía que sus hijos estaban un tanto grandes y todo lo que
    necesitaban de afecto por parte de su padre en la crianza, ya se los había dado Manuel y el económico persistiría, eso
    ella lo tenía muy claro. Él nunca abandonaría a sus hijos, era un gran padre… el mejor que podía haber conocido.

    Transcurrieron dos semanas…



    Lucero: ¿Entonces pasarás por mí? –preguntó sonriente hablando por su iPhone-

    Michel: Por supuesto que si, hermosa -le respondió dulcemente- ¿Dónde estás?

    Lucero: Ensayando en el lugar de siempre, finiquitando detalles para mañana. –Un poco de ilusión la embargó.-

    Michel: Esta bien mi Lu, nos vemos allá. Te quiero.

    Ella había decidido, darse una gran oportunidad en el amor, porque para ella aún ¿No se murió el amor? Sólo que  cambiaría el escenario, en la escena
    del amor, necesitaba distraerse, sabía que no iba a amar a este nuevo amor, tanto como a Manuel… eso se lo dejo muy claro antes de hacer formal su
    relación.

    Estaba en vísperas de su tan esperado concierto en el AN, en realidad estaba emocionada, ver a sus fans cantando con ella, felices… en realidad eso
    era lo que más anhelaba.


    Michel: Hola, hermosa –le dio un pequeño beso en la boca-

    Ella sonrió y él le hizo una señal para que se montara en su auto.

    Michel: ¿A dónde quieres ir? –la miró de reojo mientras encendía el auto.-

    Lucero: Pues, quisiera comer de esas cosas que te gustan a ti. –sonrió mientras se abrochaba el cinturón de seguridad.-

    Michel: ¿Y la dieta? –le reprochó-

    Lucero: Pues… -hizo una pausa y sonrió muy picara- luego hay vemos -río un poco- quiero comer y comer, tengo excesivas ganas de ingerir calorías,
    junto a ti…


    Michel: Lucero por favor, no me seduzcas en el carro. –Carcajeo un poco- Lo que yo creo es que estas nerviosa por lo de mañana y no hallas como dejar la tensión a un lado.

    -¡DIABLOS! ¿Por qué me conoce tanto?- pensó.

    Lucero: Eh, no… es que. ¿ACASO NO PUEDO PASAR TIEMPO CON MI NOVIO? -le apretó el cachete derecho y lo evadió-

    Michel: Insisto, a mí no me engañas, hermosa. Estas nerviosa –orilló el auto y lo apagó- Reina, no deberías, tú eres de las artistas más talentosas, sé
    que te irá excelente y maravilloso solo como tú eres: ÚNICA.
    –le sonrió-

    Pero para su mala suerte Ella no le habría escuchado nada, después del “Reina”

    <REINA>



    Solo Manuel le decía así. No pudo evitar recordar tantos momentos, tantas sonrisas, tanta felicidad, mientras Manuel le decía así.


    **
    <REINA, te amo> así como le repetía cada noche. <No te preocupes, siempre estaré contigo, REINA>Cuando estaba enferma de gripe y él la cuidaba.  <REINA LINIS, DE MIJARES> Como le dijo cuándo se comprometieron para casarse, aquel 14 de febrero de 1996…
    **


    ¿Cómo podría decirle que a su <novio> que no le dijese así, porque le recordaba a su gran amor?. ¿Cómo?.

    Michel la observó ida y pensativa.

    Michel: ¿Me estas poniendo atención? –la observo-

    Lucero: Lo siento… es que –suspiró y miro hacia arriba- Michel, no me digas así, -él le miró confundido- Reina… es que no me gusta, me siento extraña.

    Michel: Lo siento, hermosa… no quise ser imprudente contigo.

    Lucero: No te preocupes, sólo no me digas así y listo –le esbozó una sonrisa, fingida, pero era linda <como ella>.- ¿Entonces a dónde iremos?

    Michel: ¡Ya llegamos! –se bajó del auto y le abrió la puerta a ella-

    >>Hacía mucho habían llegado y ella no se percató.

    Lucero observo el lugar, era un restaurant  pequeño, discreto, con un aire italiano, pero de comidas rápidas y llenas de “calorías” como ella quería.


    Rápidamente buscaron mesa y se instalaron muy sonrientes, en realidad a ella le hacía muy bien ser tan querida por  él…

    Tenía sentimientos muy bonitos por él, lo quería como hombre, pero obviamente no tanto como su anterior pareja.

    Entre tantas risas, ordenaron: una hamburguesa doble con extra de papas fritas y una gaseosa grande para
    ella, cosa que le impresionó, no sabía que comía tanto esa mujer. Él pidió una mediana, sin papas y una gaseosa pequeña. Al llegar la orden, ambos comenzaron a comer, Lucero se ensució un poco la nariz con salsa y
    él se la limpió, entonces ella también lo ensució a él; ambos rieron, estaban contentos.

    Lucero estaba muy complacida con su comida, hasta que observó a un par de niños junto  a un hombre adulto de espaldas entrando. Como buena madre y ex mujer, supo en instantes que eran sus hijos, junto a Manuel…


    _________________

    ~Mijares Hogaza Por siempre~❤️
    @IndiiCH
    avatar
    Majo
    Team1
    Team1

    Mensajes : 60
    Fecha de inscripción : 19/07/2013
    Edad : 21
    Localización : Sonora

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Majo el Miér Ago 07, 2013 4:58 pm

    Yisus me creeras si te digo que llore? deos,
    me encanta esta , segui asii!, Besos

    Leysdania
    TeamLM♥
    TeamLM♥

    Mensajes : 273
    Fecha de inscripción : 30/04/2012
    Edad : 24
    Localización : Lima - Perú

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Leysdania el Jue Ago 08, 2013 1:24 am

    Para mí, es trágico leer todo esto :'( pero siguele... soy masoquista jajaaj
    avatar
    IndiiCH
    Admin
    Admin

    Mensajes : 178
    Fecha de inscripción : 04/04/2012
    Edad : 21
    Localización : Colombia

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  IndiiCH el Sáb Ago 10, 2013 11:46 pm

    Cap. 5O
    Michel notó la incomodidad de Lucero y siguió la mirada de ella para encontrarse, con... con Manuel y sus hijos.

    <Manuel los cuidaría en la tarde> Se dijo.

    >Sentimientos encontrados.

    Lucero no sabía qué hacer, no quería que sus hijos la vieran… ¡Que nada! No quería que Manuel la viera, sus hijos conocían a Michel y lo “apreciaban” o eso parecía, pero Manuel, él… No sabía a ciencia cierta que sentiría al verlo a aparte de su vida, junto a sus hijos; del otro lado de las fronteras de su ser y como actuaría él, cuando observara que ya no era “su spaw”.
    Por su parte Michel con solo observarle, sabía que no quería que <Manuel> la viera junto a él, era obvio, su cara de angustia lo demostraba todo, dejó su hamburguesa a la mitad y fruncía el ceño cada vez que podía.
    <¿Qué hago? ¿Y si me ve?, esa espalda, esas piernas, ese torso… Manuel, estás guapo.> -pensaba mientas mordía su labio inferior-

    Michel: Sí quieres nos vamos…
    -le interrumpió entre tantos pensamientos-


    Ella se quedó muda, ¿Michel se había dado cuenta de lo incomoda que estaba? ¡DIOS! Él también es un buen hombre… no merecía que no le diera su lugar en frente de su <Exmarido>

    ¡MAMITA! –Se escuchó al aire la voz tan angelical de su primogénito.-

    <Solo deja el miedo y quédate con tú novio, Lucero Hogaza León>
    pensó.

    Lucero: Mi príncipe, precioso –le abrió los brazos para abrazarle-

    José: Hola Michel. –le ofreció la mano-

    Michel: Jovencito. –se la recibió-

    >Era tan educado el menor.


    **

    Manuel: ¿Dónde se metió tú hermano? –agachó la mirada hacía Lucerito, mientras le agarraba la mano-

    Lucerito: Dijo que iría por mamá –encogió sus hombros-

    Manuel: ¿Por tú mamá? Pero que… -observó a su alrededor, hasta ver aquellos cabellos rizados caer al aire: era Lucero a quién divisó junto a José y a otro sujeto… era, era, sí era él, en seguida su humor cambió, un leve hormigueo que lo recorrió de pies a cabeza y una presión que partía de su abdomen hasta subirse a la cabeza, sí estaba: CELOSO-

    Pronto busco una mesa y se sentó junto a Lucerito, no quería verlos juntos… no era el momento.
    Lucero: ¿Y viniste… solo? –Ignoro por completo que Manuel estuviese del otro lado del restaurant, preocupado… seguro, aunque ya se habría dado cuenta, observo que la mirada de él estaba clavada en su mesa.-

    De repente el iPhone de Michel comenzó a entonar su ringtone, él lo contestó ahí mismo.

    Michel: Sí, con él… No, no, eso no fue lo que dije ¿Para qué? No, no… estoy ocupado, pero hagan las cosas bien, no me hagan ir, ¿Saben qué? Mejor voy. –Colgó un poco furioso- Creo que me tengo que ir, hermosa y es muy urgente.

    Lucero: ¿Ocurre algo malo?
    –preguntó angustiada-

    Michel: Nada, que si no está el dueño, quieren hacer lo que se les da la gana. ¿Nos vamos?. –le preguntó-



    José: No mami, no te vayas, mira allá están Lucerito y papá-señaló- No te vayas - le suplicó-

    Lucero observó a Michel, estaba de mal genio y no le había agradado la idea del niño.

    Lucero: No sé…

    Estaba entre la espada y la pared, ¿Cómo decirle NO a su hijo? …A su adoración, pero… Había llegado con Michel y lo correcto era irse con él, a parte estaba de mal humor y quizás necesitaría de ella. Sin embargo decidió quedarse, por sus hijos… aunque sabía que tal vez eso le causaría algún problema con él.
    Lucero: Me quedo. –dijo en tono abrumador-
    Michel: Esta bien –Le expresó con mal gesto y ella lo notó- te hablo más tarde.

    <Ella esperó a que él le diera un beso o le regalara una mirada; no lo hizo, sabía que desde ya había problemas entre ellos>

    Ambos se dirigieron a la mesa donde estaría su pequeña hija y su <Exmarido, MANUEL>: el hombre al cual amaba todavía, el que la ponía aún nerviosa y el único que lograba encender el deseo y la pasión en todo su ser.

    Lucerito: Mamitaaaaaaa
    –Bramó un poco fuerte-

    Lucero: Mi princesa… - la cargó y la abrazó con tanta fuerza.- Hola, Manuel.

    Manuel: Hola, rei…
    Lucero.

    Tomaron asiento, En esa mesa, los niños estaban entre ellos: Jos del lado derecho de Lucero y la niña de su lado izquierdo y él en frente.
    La incomodidad se adueñó de ellos dos, las miradas relucían y las ganas de unir sus labios en uno solo saboreaban sus ansias.
    Ambos notaban las miradas, el deseo que moría por salir, por hacer que el sentimiento alumbrara una vez más el destino de los dos. Esa tarde Lucero llevaba puesto un T-shirt con un cuello en V que permitía que sus senos se pronunciaran aún más. Manuel observaba cada lugar que sobresalía de ella.
    Los ojos le ardían a Manuel, quería besarla, hacerla suya, tener el privilegio de amarla, una y mil veces multiplicando cada noche e inventando cuatro mil caricias nuevas.


    >> Que fuese su mujer una y otra vez.

    Los pequeños observaban lo que ocurría y más que la nena, José captaba todo lo que se demostraban mirándose. Era tan notable la sed de pasión y amor que se despertaban.

    Lucero: Voy al baño.

    <Lucero Hogaza León, cálmate.. no puedes andar de calentona con Manuel…. Es que lo deseo tanto> se espetaba en voz mil y un vez en frente del espejo en ese baño, <Dios mío> se tentó su frente, un tanto ardiente y procedió a echarse agua en su rostro, no tenía mucho maquillaje, así que no se iba a notar la diferencia. Se miraba al espejo buscando solución alguna, pero no la encontraba, se sentía mal, estaba así por un hombre que no era su novio pero ¿Cómo no mirarlo? Era el amor de su vida. Miro hacia arriba y tomo aire para salir.

    Manuel: Te amo, te amo, te amo. –la empujo hacia atrás obligándola a entrar otra vez al baño.-

    Sí, él…¿A caso la esperaba a fuera? Sí.


    Lucero: Estas loco Manuel Mijares, suéltame
    –le habló con carácter.- No tienes derecho. –Manuel la atrajo hacía él, con una fuerza, casi la lastimaba.- Me lastimas –le miró a los ojos, Oh sus ojos, ¡cómo se perdía en ellos! , eran la mezcla del edén y la felicidad para ella, en verdad amaba que la mirase así, con ardor, con pasión, con deseo… No pudo evitar susurrar un “te extraño” para luego acercarse sólo un poco más y estar a sólo unos cuantos milímetros de rozar una vez más sus dulces y deliciosos labios, esos que ella había besado de Adolescente.

    Manuel: Dime que no quieres que te bese… que no quieres que mis labios, acaricien los tuyos sin medida –le acarició la mejilla, mientras jadeaba… ella podía sentir la respiración de él-

    Lucero: N….n… ¡no!
    -le espetó con más fuerza- que NO, -intentaba alejarlo, pero no podía, él era más fuerte que ella y en realidad quería que la besara- MANUEL que no, yo tengo novio.

    “MANUEL que no, yo tengo novio”
    Él no pudo soportar eso, sintió apenas como su corazón dejaba de latir en ese momento ¿A caso ya no lo amaba? Impotencia, impotencia fue lo que lo invadió y se aferró más a ella, abrazándola con mucho vigor; dejando a un lado su hombría para que las lágrimas se adueñasen de su rostro, un poco ya aquejado por las arrugas normales a sus 55 años.

    Manuel: Dime que me amas, no me dejes mi lindis… no lo hagas. –dijo entre lagrimas que comenzaban a mojar lo hombros de ella-
    Lucero se derrumbó por dentro, ESTABA LLORANDO, su Manuel estaba llorando por ella. Estaba muda. No sabía que espetarle para que se alejara por fin.

    Manuel: Dime algo, no calles por amor a Dios. –le suplicó-

    Lucero: Manuel, Manuel… -logró alejarlo por fin- ya basta, no me hagas sentir mal, por favor. –logró secarle las lágrimas, esta vez era ella la que lo hacía.- Todo este sufrimiento nos lo ahorraríamos si no existiese tú engaño, esos tres o cuatro dedos en la frente, debiste usarlos esa noche en la que echaste por la borda todo nuestro amor, me destruiste Manuel.

    Manuel: Me habías perdonado –susurró-

    Lucero: Pero, no te perdoné, sólo creí en que me dijiste que eso era un farsa montada por Carla, pero ahora que sé que hay efectos y claras pruebas, no lo haré.


    Manuel: ¿Te arrepientes de todo lo que paso en todos estos meses?

    Ella se giró y dio media vuelta, para quedar de espaldas a él mirando hacía la puerta.

    Lucero: Totalmente.
    –dijo ella en un susurró de dolor y salió, dejándolo muerto en vida.-

    Lucero se calmó un tanto, antes de llegar a donde los niños, detrás llegó Manuel, pagó la cuenta y luego se embarcaron en la camioneta de él.
    En todo el camino, sólo se escuchaban las carcajadas de los niños en la parte trasera. Manuel no sentía lo que ocurría, actuaba por inercia propia, no hallaba que hacer para recuperar a su “lindis”. Lucero simplemente estaba aguardando las lágrimas, para una cita con su almohada cuando llegase a casa, en su cama… donde antes hacia el amor con Manuel.

    >>Manuel


    Su amor.

    Su spaw.

    Lo que más amaba junto a sus hijos.

    Lucero bajó del puesto de a delante junto al conductor y con un simple vacío silencio entró a su casa. Ninguno de los dos se miraba a los ojos, sabían que estallarían en llanto o simplemente la debilidad florecería una vez más.
    Manuel se despidió de los niños en la puerta de la casa, no quería entrar a ella por mucho tiempo, no mientras descifraba el malvado plan en el que ingenuamente había caído y en el que por fin… estaba abriendo los ojos.

    Quería recordar todo lo que había pasado aquella noche confusa e iba a hacer todo lo humanamente posible para volver a hacer feliz a Lucero, su Lucero.


    _________________

    ~Mijares Hogaza Por siempre~❤️
    @IndiiCH

    Contenido patrocinado

    Re: ¿'No se murió el amor' ? Cap. 60 (PARTE DOS) FIN.

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar Nov 21, 2017 11:36 pm